jueves, 28 de febrero de 2013

La Unión Europea prohíbe tirar por la borda la pesca de bajo valor comercial

La restricción entrará en vigor a partir del año próximo, aunque la flota española no se verá afectada hasta 2016

28.02.13 - 01:03 -


Los Veintisiete acordaron ayer un calendario flexible para la prohibición de los descartes, la controvertida técnica de tirar pescado muerto por la borda por su bajo valor comercial o por haber superado la cuotas comunitarias. La restricción, que todavía está pendiente de una última ronda de negociaciones, entrará en vigor a partir del año próximo, aunque la flota española no se verá afectada hasta 2016. La normativa no elimina totalmente la práctica, sino que permite a los pescadores deshacerse de hasta un 7% de las capturas. Bruselas, en una situación tildada de escandalosa por varios países y grupos ecologistas, estima que un cuarto de lo pescado habitualmente se lanza de nuevo al mar.
El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, se confesó satisfecho con el consenso logrado. Tras una nueva reunión maratoniana que se prolongó hasta las cinco de la madrugada, los Veintisiete pactaron por primera vez poner coto a los descartes. España acudió a la cita con el objetivo de que la prohibición se aplicara de forma gradual para que los pescadores no se vean obligados a grandes inversiones en poco tiempo. Con la limitación, la flota deberá acondicionar sus bodegas para dividir las especies y, en algunos casos, iniciar su procesamiento para aumentar su valor comercial.
Arias Cañete explicó que la flota española deberá estar lista en 2016 para iniciar el proceso con la merluza, y será de plena aplicación a todas las especies en 2019.
La delegación vasca ante la UE detalló que la medida tendrá un menor impacto para los arrantzales porque faenan habitualmente en unos caladeros -atún, anchoa y jurel- con un nivel bajo de pesca involuntaria. Bruselas se comprometió a ayudar económicamente para que el esfuerzo de los armadores sea más llevadero.

La UE escalona el final de los descartes pesqueros como quería España

El veto a los descartes de pesca empezará en 2014 para especies pelágicas como la sardina.

27.02.13 - 21:41 -
Los ministros de Pesca de la Unión Europea han cerrado esta madrugada un acuerdo, tras cerca de veinte horas de negociación, para apoyar una prohibición de los descartes con aplicación escalonada y con "casi ninguna excepción", según ha anunciado en rueda de prensa el ministro irlandés y presidente de turno de la UE, Simon Coveney.
El calendario de plazos y la posibilidad de flexibilizar el veto a los descartes han sido los principales escollos de una negociación "dura" y con "cierta tensión" entre las delegaciones, que finalmente se ha resuelto con un calendario progresivo que arrancará en 2014 con las especies pelágicas y que permitirá "muy pocas excepciones", según Coveney.
Este es uno de los puntos más delicados de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) que los Estados miembros deben negociar aún con el Parlamento Europeo, pero no el único. Si los ministros logran un acuerdo total sobre el resto de elementos en su próxima reunión de marzo, podrán iniciar los contactos con la Eurocámara para negociar la reforma que confirme el fin de los descartes. En concreto, lo que defenderán los 27 es que la obligación de desembarcar todas las capturas en puerto por el fin de los descartes se aplique de manera casi inmediata, el 1 de enero de 2014, para las especies pelágicas, mientras que se empiece a introducir en 2015 en el mar Báltico, en 2016 en aguas del noroeste y suroeste, además de en el mar del Norte, y, finalmente, en el Mediterráneo desde 2017.
Con el objetivo de dar más tiempo a la flota para adaptarse a estos cambios, los 27 son partidarios de permitir una aplicación "paulatina" de tres años en el Báltico, aguas orientales y mar del Norte. En el caso del Mediterráneo, esta introducción por etapas será de dos años, pero se retrasa su comienzo hasta 2017.

'Regla de mínimos'

En el debate público que ha puesto fin a las cerca de 20 horas de negociación, el ministro irlandés ha expuesto los detalles de su propuesta de consenso y ha advertido de que "no habrá excepciones ni para el ochavo, ni para la bacaladilla", pese a ser una reivindicación de varios países, entre los que destacaba España. A cambio de esta concesión, Coveney ha ofrecido que la llamada 'regla de mínimos', esto es, un porcentaje de descartes autorizados sobre el total de capturas sometidas a cuota se aumentara del 5 al 7 por ciento, frente al 10% que reclamaban España, Francia y otros países con grandes flotas.
La fórmula del 7% de excepción se aplicaría de manera escalona en un plazo de cinco años, siendo del 9% los dos primeros años, del 8 por ciento los dos siguientes y alcanzando el 7% en el quinto año.
La solución propuesta por Irlanda ha contentado a los Estados miembros, con la excepción de Suecia, uno de los países con posiciones más estrictas respecto a la tolerancia cero con los descartes y que no ha apoyado el texto final.

Ayudas para la flota

La comisaria de Pesca de la UE, Maria Damanaki, ha dicho en rueda de prensa que valora el consenso logrado por los Veintisiete, pese a que es menos ambicioso que su propuesta inicial, porque considera que los ministros "han dado un paso adelante" con respecto a sus ideas del pasado año. "La Comisión tiene presente la preocupación de los Estados miembros y en abril discutiremos sobre la financiación. Vamos a facilitar todos los medios para adaptar la flota a una situación totalmente nueva", ha anunciado Damanaki, en referencia al reparto de las ayudas del nuevo Fondo de pesca y asuntos marítimos para el periodo 2014-2020 que los ministros deben debatir en próximas reuniones.
La comisaria ha recalcado el "cambio importante" que ha supuesto el acuerdo de esta madrugada a 27 para marcar las negociaciones con la Eurocámara, partidaria también de un calendario progresivo para el veto a los descartes, y ha celebrado que se hayan fijado "plazos claros".

Fuente.Diariovasco

martes, 19 de febrero de 2013

Dominando alta mar

Dominando alta mar

Autor: Angela Pauly
Fecha: Febrero 15, 2013



“Alta mar”. El propio nombre evoca un océano salvaje y sin ley que se extiende hasta donde alcanza la vista… y también piratas (¿o soy solo yo?).
La verdad no está muy alejada de esto. Veréis, alta mar es lo que está más allá de la jurisdicción nacional y se halla “gobernado” por una serie de convenios internacionales, de los que el más importante es la Ley del Mar de las Naciones Unidas (que no ha sido ratificada por todos los países, incluyendo Estados Unidos). Utilizamos el término “gobernado” a la ligera, porque la realidad es que la ley se cumple poco, hay una sobrepesca rampante y están desapareciendo vastas cantidades de hábitats que son vitales y de biodiversidad, a veces incluso antes de que hayamos tenido ocasión de descubrirla.
Esta semana se ha presentado la Comisión Océano Mundial (Global Ocean Commission), que reúne a expertos y líderes de todo el globo con el fin de contribuir a los esfuerzos de la ONU en tanto que “sheriff” de estas aguas. Su objetivo es “formular recomendaciones política y técnicamente realistas a corto, medio y largo plazo, para abordar cuatro temas clave a los que se enfrenta la alta mar:
  • La sobrepesca
  • La pérdida de hábitat y de biodiversidad a gran escala
  • La falta de gestión eficaz y de cumplimiento
  • Las deficiencias en la gobernanza de la alta mar”

David Milibrand, antiguo Ministro de Asuntos Exteriores británico y ahora co-presidente de la Comisión, subrayaba el problema en una entrevista con el periódico The Observer de este país:
“La Ley del Mar de la ONU fue un gran logro, pero hoy en día necesitamos un nuevo marco de gobernanza para el océano mundial. (…) Lo peor del sistema actual es el saqueo y el pillaje a escala masiva. Es el equivalente ecológico a la crisis financiera. Los costes a largo plazo de la mala gestión de los océanos son, por lo menos, igual de grandes que los costes a largo plazo de la mala gestión del sistema financiero. Vivimos como si hubiera tres o cuatro planetas en lugar de uno, y no se puede seguir así”.
Nuestro Director Ejecutivo, Xavier Pastor, ha estado esta semana en Londres para asistir a la presentación, y añade lo siguiente:
“Controlar alta mar es un reto complicado. Ya es bastante duro luchar por la sostenibilidad pesquera y la recuperación de hábitats en el plano nacional, pero una vez que te aventuras en alta mar es una escala completamente diferente. Puede que la Comisión sea lo que necesitamos para que el mundo vuelva a comprometerse y pase a la acción. Hay más de 7.000 millones de personas en el planeta, y es nuestra responsabilidad proteger y recuperar la abundancia de los océanos para las próximas generaciones”.

jueves, 7 de febrero de 2013

Greenpeace celebra que el Parlamento Europeo apoye una reforma de la PPC que la haga más sostenible

Greenpeace celebra que el Parlamento Europeo apoye una reforma de la PPC que la haga más sostenible

Una histórica votación en el Europarlamento en Estrasburgo abre la puerta a la recuperación de las poblaciones de peces europeas

Reportaje - febrero 6, 2013
Greenpeace celebra que los miembros del Parlamento Europeo hayan apoyado las medidas para reducir la presión de pesca para el año 2015 (con 502 votos a favor por 137 en contra), lo que permitiría que las poblaciones de peces se recuperen a niveles sostenibles.


En una histórica decisión los parlamentarios europeos han apoyando una reducción del tamaño de la flota pesquera de la Unión Europea y de su capacidad de captura, en línea con el estado de los stocks pesqueros, la eliminación de los descartes y el rendimiento máximo sostenible. El Parlamento también ha aprobado normas para prohibir que la flota de la UE cause sobrepesca en aguas de terceros países y para favorecer la pesca sostenible (con el apoyo a los comités de cogestión con la participación de los pescadores) y el acceso preferente a los recursos para la pesca de pequeña escala y bajo impacto.

"Esta votación marca un cambio trascendental para acabar con la sobrepesca y es una prueba de determinación del Parlamento para defender los intereses generales. Los Gobiernos nacionales que se interponen en el camino de la reforma, como España y Francia, se encuentran con más dificultades para actuar como representantes de un puñado de poderosas empresas, sin preocuparse por el bienestar a largo plazo de los océanos y de la mayoría de los pescadores ", ha declarado Celia Ojeda, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace.

Se trataba de la primera vez que al Parlamento Europeo se le permitía tener voz y voto en el proceso legislativo de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) de la Unión Europea (UE) desde que obtuvo nuevos poderes como colegislador en virtud del Tratado de Lisboa en 2009. La Presidencia irlandesa de la UE se ha comprometido a concluir las negociaciones sobre la reforma de la Política Pesquera Común para el mes de junio.

“Después de décadas de sobrepesca, por el impacto de una flota europea, sobredimensionada y fuertemente subvencionada, las potencias pesqueras, entre ellas España y Francia, son ahora los principales obstáculos para obtener una reforma de la pesca a nivel global”, ha añadido Ojeda.

Las políticas pesqueras actuales han favorecido la pesca destructiva, las operaciones a gran escala, dando lugar a un crecimiento insostenible de la capacidad pesquera de la flota de la UE, que a su vez ha propiciado la sobrepesca. Mientras que se ha favorecido a los buques más potentes y más destructivos que capturan la mayoría de los peces, los pequeños barcos de pesca, la pesca de bajura, artesanal y sostenible, que representa alrededor del 80% del sector pesquero en Europa y en España y que por lo general causan menos daño ambiental, se ha visto ignorada por las políticas pesqueras. En noviembre de 2012, los pescadores artesanales de toda Europa firmaron una declaración conjunta llamando a una reforma equitativa de la política pesquera común.
Categorías

miércoles, 6 de febrero de 2013

Europa aprueba un giro radical en la política pesquera para proteger los caladeros


Imagen de archivo del 7-7-2006.- Barcos amarrados en el puerto de la localidad coruñesa de Lira

Estrasburgo (Francia), 6 feb (EFEverde).- 














El Parlamento Europeo (PE) apoyó hoy un giro radical en la Política Pesquera Comunitaria (PPC), para frenar la sobrepesca y proteger los caladeros.
La Eurocámara aprobó por 562 votos a favor, 137 en contra y 27 abstenciones el informe de la diputada socialista alemana Ulrike Rodust, sobre el Reglamento base de la reforma pesquera.
El voto es relevante porque es la primera ocasión en que el PE tiene poder de codecisión, junto con el Consejo de Ministros de la UE, en materia de pesca.
Los diputados respaldaron la adopción de medidas más drásticas que las defendidas por los Veintisiete para combatir los excesos pesqueros y permitir la recuperación de las existencias.
Entre ellas, se incluye el objetivo de lograr la recuperación de los niveles de reservas en 2020 y de que, en el futuro, las cuotas pesqueras anuales de cada país se fijen teniendo en cuenta "el criterio científico" y el "principio de precaución", a falta de datos del estado de las reservas.
La comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, valoró en un comunicado al término de la votación el respaldo de los eurodiputados a una reforma "ambiciosa", que sigue la línea propuesta por Bruselas.
RENDIMIENTO MÁXIMO SOSTENIBLE
En particular, destacó el apoyo al objetivo de conseguir un "Rendimiento Máximo Sostenible" (RMS) de existencias pesqueras en el mar y por otro, de establecer "fechas claras" para eliminar los descartes (capturas no deseadas de peces que después, muertos, son arrojados al mar).
Los eurodiputados propusieron establecer, para 2015, los índices de mortalidad por pesca en niveles que permitan la recuperación de las poblaciones de aquí a 2020.
Sobre los descartes, apoyaron obligar a los pescadores a descargar en puerto todas las capturas a partir de 2014, de acuerdo con un calendario específico para cada especie, para cumplir con la obligación en todas las pesquerías en 2020.
El informe también pide que se dé prioridad a los planes de gestión pesquera plurianuales, lo cual permitirá establecer previsiones más a largo plazo y contribuirá a que la industria pueda invertir y planificar sus acciones futuras.
La organización ecologista Greenpeace dijo en un comunicado que el voto supone un "enorme giro" para eliminar los excesos pesqueros y advirtió de que países como España y Francia "lo tendrán cada vez más difícil" para seguir defendiendo a la industria, "sin preocuparse por el bienestar a largo plazo de los océanos y la mayoría de los pescadores". EFEverde

martes, 5 de febrero de 2013

Tuiteractúa! El futuro de los océanos, ¿en venta?

Mañana Estrasburgo, sede del Parlamento Europeo estará desbordada de gente. Euro parlamentarios, políticos, empresarios, lobistas, ecologistas...¿y todo esto por qué? Pues ni más ni menos porque se vota el “informe Rodust”. ¿Cómo?
Aunque suene muy raro lo que pasa en Europa, nos implica e importa y mucho. Esta semana, todos los que hemos estado trabajando para la reforma de la Política Pesquera Común, estamos literalmente lo que se dice con el corazón en un puño. Peces, pesca, futuro, océanos, personas, eso se discute esta semana. La reforma de la Política Pesquera Común, la PPC, se vota esta vez a través del informe Rodust en el Europarlamento. Todos los euro-parlamentarios, trabajen en pesca o no, van a votar. Ya en diciembre, los  euro-parlamentarios de la Comisión de Pesca nos dieron la alegría de votar a favor de los cambios positivos en la PPC, cambios que harían que los océanos tenga futuro y con ellos los pescadores y pescadoras sostenibles.

Sobrepesca y sobrecapacidad, han hecho que las poblaciones de peces en Europa estén en peores condiciones que la mayoría, el 47% de las poblaciones en el Atlántico y cerca del 90% en el Mediterráneo se consideran sobreexplotadas. Europa ha perdido en la última década alrededor del 30% de los empleos del sector pesquero y, sin embargo, la capacidad pesquera de la flota ha crecido, nos hemos desecho de los barcos pequeños y hemos construido monstruos marinos. Es decir hemos hecho la ecuación así: menos peces, pues yo construyo barcos más grandes que emplean menos gente y que capturan hasta la última merluza. A medida que las poblaciones de peces se  han  ido  reduciendo,  Europa  ha  pasado  a  depender  cada  vez  más  de  las importaciones, la acuicultura y los caladeros extranjeros, dejando a la deriva al sector pesquero sostenible. Señores políticos ¡ya está bien!



Así que, nos hemos puesto en pie de guerra. Aquí andamos corriendo de un pasillo a otro, de una puerta a otra, de despacho en despacho, a cada uno de los 754 miembros que forman el Europarlamento les hemos contado los beneficios de votar por una pesca sostenible. Esta vez, no estamos solos, ni ocultos y tapados por las grandes empresas pesqueras, esta vez se nos ha unido mucha gente. Gente que no está acostumbrada a estos pasillos, ni a estos trajes, ni a estos grises, sino al azul del mar. Los pescadores artesanales, como Lucía.

Lucía no tiene tiempo de viajar a Europa. No tiene tiempo de ir a grandes cenas, ni a grupos de trabajo, ni esperar en el pasillo a que los euro-parlamentarios salgan. Y sin embargo sabe más del mar, que tú y que yo. Lucía tiene bastante con levantarse ir a pescar cada día, volver, llevar el pescado a la lonja, arreglar los aparejos del día siguiente, correr a su casa, recoger a sus hijos del colegio... Aún así Lucia ha hecho lobby y ha pedido lo que cree justo para el futuro de los océanos, para su futuro y para el de sus hijos. Al igual que Luis, María, Ramón, Julian, Jesús, Geno, … al igual que muchos pescadores, pescadoras, mariscadores y mariscadoras.

¿Proteger los océanos de todos para una pesca sostenible o los intereses económicos de unos cuantos? Yo que conozco las historias detrás de Luis, María, Ramón, Julian, Jesús, Geno, Lucía... que las he vivido un día tras otro, sabría que votar. La sobrepesca, o en el idioma común de los mortales, pescar más de lo que se debe, está dañando el entorno marino y  amenaza  la  viabilidad  de las comunidades dependientes de la pesca. ¿Nos ayudas a pedirles que voten para proteger la pesca sostenible y por tanto el futuro de los océanos?
¡Tuiteractúa!
Gabriel Mato Adrover europarlamentario de @EPPGroup ¿De verdad no quieres un futuro para los océanos? ¡Apoya mañana a la #pescaSOStenible!

Carmen Fraga Estevez europarlamentario de @EPPGroup ¿Votarás mañana a favor de la #pescaSOStenible? #EP #fairfishing

Carlos José Iturgaiz Angulo europarlamentario @EPPGroup ¿Apoyarás mañana la #pescaSOStenible? #EP #fairfishing

En Bruselas, Celia Ojeda (@Celia_Ojeda), responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace