martes, 29 de octubre de 2013

Compromiso internacional de proteger el 10 % de los océanos con AMPs en 2020

 Fuente: Industriaspesqueras 28/10/2013

Compromiso internacional de proteger el 10 % de los océanos con AMPs en 2020

IP - 28 de octubre de 2013 A+ A-
Del 21 al 25 de octubre se celebró en Marsella la Conferencia IMPAC3 en la que representantes gubernamentales, institucioens internacionales y ONG han debatido sobre los beneficios y la urgencia de la conservación de los océanos, la promoción de la escala regional como el marco adecuado para una acción eficaz, y las iniciativas internacionales necesarias para proteger el alta mar. En el encuentro se reafirmó el compromiso internacional de proteger el 10 % de los océanos con áreas marinas protegidas -actualmente el porcentaje se establece en torno al 3 %- y el plazo objetivo es el año 2020.

Las principales recomendaciones emanadas de esta tercera Conferencia Internacional reconocen los beneficios de las AMP en el ecosistema, en la resilencia de los océanos, en la gestión y planificación y en la recuperación de los stocks pesqueros, entre otros, y por ello pide a los gobiernos y al sector privado que apoyen y promuevan la creación de estas AMPs.

En representación española asistió al encuentro el director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Pablo Saavedra, junto con técnicos de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente, de la Secretaría General de Pesca del MAGRAMA y de la Fundación Biodiversidad. El director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar anunció la contribución de España a este objetivo global. En poco tiempo, gracias a proyectos como INDEMARES y el compromiso político, el MAGRAMA gestionará casi 100 áreas marinas con diferentes categorías de protección, yendo en poco tiempo de una superficie protegida de 0,5% de las aguas españolas a un 8% de superficie de nuestros mares protegida, explica el MAGRAMA.

sábado, 26 de octubre de 2013

El Parlamento Europeo dice “no” a las nuevas construcciones


ip - 23 de octubre de 2013 A+ A-

La votación en el Parlamento Europeo sobre el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) era una de las más esperadas sobre todo por las organizaciones ecologistas que llevan meses presionando para que no se aprueben ayudas a la flota. Finalmente, se ha rechazado la subvención a la construcción de nuevas unidades, aunque no al cambio de motores ni a las paradas temporales, y se han aumentando los fondos destinados a la recogida de datos y al control de la actividad.
En la votación del Parlamento Europeo se ha establecido también como definición para la pesca artesanal y costera las unidades de 12 metros de eslora y se ha excluido al arrastre; se ha dado el visto bueno a que los operadores ilegales no puedan recibir subvenciones; y se destinarán fondos a apoyar a los jóvenes pescadores, entre otros puntos a destacar.
Comienza ahora, una nueva negociación a tres bandas entre la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros. En este sentido, recordar que en más de una ocasión, la comisaria Maria Damanaki dejó entrever que los 6.500 millones de euros que se estima se articularán en el fondo podrían verse reducidos si se permite la financiación de prácticas no sostenibles.
La decisión de hoy estuvo precedida del debate de ayer en la Eurocámara donde la propia comisaria alertó sobre la posibilidad de que se aprobase una enmienda que permitiese recuperar la subvención a nuevas construcciones. En este sentido Maria Damanaki explicó que “no se trata de renovación o de reducir capacidad. Por primera vez en 10 años permitiría gastar dinero público en la construcción de nuevos buques. Una medida que”, añadió, “va en contra de los principios básicos de la reforma que ha defendido esta casa; incrementaría la capacidad de pesca puesto que los nuevos buques serían más potentes aún cuando su motor sea menos potente; y reduciría inversiones en otros objetivos más importantes como la selectividad. ¿Realmente queremos gastar dinero comunitario en construir 21.000 nuevas embarcaciones con un coste superior a los 3 millones de euros?”, preguntaba. Por eso, tras la votación en el Parlamento Europeo la comisaria aplaudía el resultado con relación a este punto.


viernes, 25 de octubre de 2013

Europa abre una consulta pública sobre basuras marinas


IP - 24 de octubre de 2013 A+ A-


La Comisión Europea ha abierto una consulta pública sobre la basura marina. Una cifra: 6,4 millones de toneladas anuales. No es la captura de ninguna especie pesquera ni la producción de ninguna importante empresa de pesca. Es el escalofriante dato que indica la cantidad de basura que anualmente se vierte al mar, según la Academia de las Ciencias de EE.UU., y que impacta directamente en el medio y en las especies que en él viven. La gran mayoría de esta basura marina es plástico, concretamente, según datos de OSPAR, el 80 %, con un gran componente de microplásticos que son ingeridos por peces, mamíferos o tortugas y que pueden pasar a formar parte de la cadena trófica.
Se estima que el 15 % de la basura flota en la superficie y otro 15 % permanece en la columna de agua. Es decir, el 70 % restante se deposita sobre el fondo marino. Además, la basura marina es un problema global. Los residuos en el mar no entienden de fronteras y viajan miles de kilómetros impactando en zonas lejanas a su origen. A ello hay que añadir el coste económico de la gestión de esta basura y el lucro cesante que se produce en la actividad pesquera por la pérdida de especies y de biodiversidad.
Leer el resto de la entrada aqui.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Libertad para los activistas del Ártico



30 activistas detenidos. 1 barco retenido. 1 plataforma petrolífera. 1 acción para salvar el Ártico. 1 compañía petrolera -Gazprom- y una gran injusticia. Estas son las claves de la situación que os llevamos contando, día a día, durante más de un mes.
En estos treinta días hemos recibido cartas de las activistas detenidos, hemos visto muchas imágenes de declaraciones entre rejas...hemos recibido apoyos internacionales, políticos y personalidades de renombre, hemos salido a la calle en dos días de acción global....y no vamos a parar. En Greenpeace realmente somos y nos sentimos como una gran familia...cada día que pasa nuestra familia está entre rejas...y no descansaremos hasta que consigamos su libertad.

martes, 22 de octubre de 2013

Los ‘piratas’ salen a pescar
Cuando eres uno de los peces gordos en la industria atunera parece ser que puedes infringir cualquier norma y, si tus actividades ilegales llegan a ser descubiertas, poner algo de dinero sobre la mesa para no hacer ruido.

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 22/10/2013, 08:16 h | (10) veces leída
Han pasado más de 30 días desde que nuestro barco fue requisado y nuestros 30 compañeros fueron arrestados. Ahora se enfrentan al cargo de piratería, una acusación absurda y que implica penas de hasta 15 años de prisión. Mientras tanto, la pesca pirata es una amenaza real y que está saqueando de forma descontrolada nuestros océanos.

Cuando eres uno de los peces gordos en la industria atunera parece ser que puedes infringir cualquier norma y, si tus actividades ilegales llegan a ser descubiertas, poner algo de dinero sobre la mesa para no hacer ruido.

No debería ser así. En las pesquerías de atún están en juego grandes beneficios económicos, pero también el futuro de un pescado que es una fuente esencial de alimento, empleo e ingresos para los pequeños países isleños. Si las multas por pesca ilegal son bajas y hay pocas o nulas consecuencias tras robar estos recursos, los grandes jefes de la industria asumirán esta forma de actuar como parte de su modelo de negocio.

Una empresa que parece haber optado por este modus operandi es la compañía atunera española Albacora S.A. “el mayor grupo atunero de Europa”, como publicitan en su página web. Pescan atún por todo el mundo y su flota incluye varios de los mayores barcos atuneros del mundo.

En 2010 uno de sus buques, el Albacora Uno, fue acusado de desplegar de forma ilegal 67 dispositivos agregadores de peces en el Pacífico, dentro de las aguas de EE.UU durante un periodo de dos años, desde 2007 hasta 2009. La empresa acordó el pago de una multa de 5 millones de dólares, la mayor sanción civil impuesta por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU (NOAA en sus siglás en inglés).

Sin embargo, a pesar de este acuerdo, el Albacora Uno no fue incluído en la lista negra de la Comisión de Pesca del Pacífico Occidental y Central (WCPFC en sus siglas en inglés). ¿El motivo? Ya se había pagado una compensación. Además, muchas comisiones trabajan en base al consenso, y ceden a la presión de los estados de bandera que intentan encubrir los malos actos de sus flotas y vetan el ser incluídos en las listas negras.

Por este motivo en Greenpeace tenemos nuestra propia lista negra, que combina todas las listas negras de las comisiones de pesca con nuestra propia lista de buques que han incurrido en pesca ilegal, no declarada, no regulada (INDNR) pero que han evadido ser “oficialmente” incluídos en las listas. Basándonos en el caso anterior, el Albacora Uno fue incluído en nuestra lista negra.

Por supuesto, pensamos que es posible que las empresas mejoren, por lo que pueden solicitar que su buque sea eliminado de la lista tras dos años siempre que pueda probar que se han solucionado los problemas y que no hay evidencias de más casos de pesca INDNR por ningún barco de su flota. El Albacora Uno fue eliminado de nuestra lista a principios de 2013.

¿Malos que se han vuelto buenos?
Desgraciadamente no. Tan solo unos meses después descubrimos que en agosto de 2011, el mismo buque Albacora Uno, presuntamente descartó una tonelada de atún listado, lo que supondría incumplir las normas de la Comisión Interamericana de Atún Tropical. Este incidente se incluyó en el informe al Congreso de EEUU de la NOAA de 2013 en el que se afirma que “España indica que a día de hoy todo parece indicar que la supuesta infracción tuvo lugar”. Sin embargo, el caso fue abandonado posteriormente sin que se hayan expuesto los motivos.

Ese mismo año, en aguas de África Occidental, otros cinco buques pertenecientes a Albacora S.A (Albacora Quince, Nueve, Diez, Seis y Caribe) fueron hallados pescando atún sin licencias válidas en aguas de Liberia. Sin embargo OPAGAC, la asociación de pesca de la que forman parte, intercedió para que el asunto se solucionase fuera de los tribunales (y de los titulares de los medios) con un pago de 250.000 dólares. De nuevo, estos buques evadieron ser incluídos en la lista negra oficial de la organización regional de pesca correspondiente (ICCAT).

Pero esto no termina aquí. Crucemos el Pacífico hasta las Islas Marshall, que han declarado la totalidad de sus aguas territoriales un Santuario de tiburones. Según publica el diario Marshall Islands Journal, en julio de 2012 el buque Albacora Uno fue hallado dentro de las aguas del santuario con 18 carcasas de tiburón a bordo y la autoridad correspondiente, la Marshall Islands Marine Resources Authority, multó al buque con 55.000 dólares por violar su santuario.

Recientemente, el Albacora Uno y dos miembros de su tripulación han sido multados con cerca de un millón de dólares por la Corte de Distrito de Nauru por seis cargos de pesca ilegal dentro de las aguas de Nauru. Los dos miembros de la tripulación se declararon culpables. Pero de nuevo, el acuerdo económico ha supuesto que el buque no haya sido incluído en los procedimientos para ser incluído en la lista negra de la WCPFC este año.

¿Cómo puede una empresa permitires operar así y pagar estas multas tan elevadas? En primer lugar el atún es un pescado muy cotizado, y con los precios actuales algunos buques están logrando beneficios de 10 millones de dólares anuales. A esto hay que sumarle los subsidios, como los 3,7 millones de euros que la empresa recibió para la construcción del Albacora Uno. También recibieron otros 10 millones de euros para el Albatún Dos y el Albatún Tres.

Greenpeace demanda a Albacora S.A y a OPAGAC a que sean transparentes con todos los incidentes de pesca ilegal y los acuerdos en los que han estado involucrados desde que recibieran los subsidios.
Las organizaciones regionales de pesca deben publicar los casos de pesca INDNR, independientemente de que se hayan pagado multas, para que las empresas distribuidoras puedan evitar verse envueltas en estos casos.

Las marcas de atún y los supermercados deben comprometerse a no proveerse de atún de empresas cuyos barcos aparecen en la lista negra de Greenpeace o de las comisiones regionales de pesca.

La flota sobredimensionada de la UE no puede continuar explotando a escala industrial un recurso de los pequeños estados del Pacífico. Con niveles récord de captura de atún en este océano, y un consenso general de que hay demasiados barcos pescando cada vez menos pescado, es de sentido común que este barco, cuyo historial de pesca ilegal a lo largo de siete años, debe ser de los primeros en irse.

Resumen de los incidentes de pesca INDNR por la flota de Albacora
http://www.greenpeace.org/

miércoles, 16 de octubre de 2013

Científicos vascos investigan un gran remolino en el Golfo de Bizkaia


Diariovasco 12.10.13

Científicos vascos investigan un gran remolino en el Golfo de Bizkaia
La concentracion de fitoplancton proporciona ese color turquesa al remolino, fotografiado desde un satélite de la NASA 

Azti-Tecnalia utiliza un innovador submarino para estudiar por primera vez las entrañas de este fenómeno oceánico


Al igual que ocurre en la atmósfera, el mar también tiene sus propias borrascas y anticiclones: son los remolinos. Precisamente, el Golfo de Bizkaia es escenario de un gran torbellino oceánico de unos cien kilómetros de diámetro, cuyo interior no había sido jamás explorado. Ahora, el centro tecnológico vasco Azti-Tecnalia está inmerso en un proyecto inédito para estudiar por primera vez qué ocurre en el corazón de este fenómeno, gracias también a una tecnología innovadora: un planeador, una especie de torpedo con alas que es capaz de 'volar' bajo el agua.
El ingenio es, en realidad, un submarino no tripulado, bautizado Glider, que ha descendido hasta mil metros de profundidad para comprobar 'in situ' el funcionamiento de estas estructuras marinas. «No lleva sistemas de propulsión y los pequeños motores que incorpora en su interior los emplea para variar su densidad interna», explica Carlos Hernández, investigador de Azti-Tecnalia. Es decir, si traslada todo el peso a su cabeza, el Glider desciende; si por el contrario lo concentra en la parte de atrás, ascenderá a la superficie. Al no llevar propulsión, el Glider es autónomo y, por tanto, capaz de realizar campañas de varios meses de duración y de miles de kilómetros de distancia sin necesitar volver a tierra.
En este caso, el pequeño submarino ha permanecido frente a la costa vasco-cántabra desde finales de julio hasta finales de septiembre midiendo la salinidad, temperatura, oxígeno disuelto, contenido de clorofila y turbidez del agua en el interior del remolino, situado a más de 20 millas de la costa cantábrica. No todos los años se genera este fenómeno, depende de un flujo cálido que migra sobre el talud marino y ciertos años llega hasta el litoral vasco, siempre en invierno, donde se mantiene durante meses prácticamente inamovible.


Los datos recabados por el Glider y por dos boyas de deriva servirán a los técnicos para tener un mayor conocimiento de estos fenómenos y predecir sus efectos en el ecosistema marino. Porque además de modificar la circulación oceánica general de la zona en que se encuentran, los remolinos son capaces de transportar desde su región de origen partículas y plancton, incluyendo huevo o huevos y larvas de diferentes especies de peces que luego desovan en las proximidades.
Los remolinos del Golfo de Bizkaia se habían estudiado hasta el momento mediante imágenes de satélite, modelos oceanográficos o boyas. La novedad de la campaña de Azti-Tecnalia -que cuenta con financiación de la UE y del Gobierno Vasco- reside en la observación directa y en tres dimensiones del remolino, gracias a la versatilidad del Glider, capaz de desplazarse desplazarse verticalmente en zigzag. Durante su periplo submarino, el planeador ha ido remitiendo vía satélite al centro tecnológico toda la información que iba recogiendo. Sin embargo, el remolino ha conseguido preservar parte de su misterio: los investigadores no han conseguido determinar con exactitud ni su extensión vertical total ni el lugar en el que se origina.

Océanos de plástico