miércoles, 11 de diciembre de 2013

El Parlamento Europeo da luz verde a la nueva política pesquera común

Sesión plenaria Notas de prensa - Pesca10-12-2013 - 11:59

©Belga/Pixsell/H.Jelavic La nueva política pesquera común prácticamente prohíbe los descartes ©Belga/Pixsell/H.Jelavic
El pleno de la Eurocámara ha aprobado este martes la reforma de la Política Pesquera Común (PPC). Con la nueva política se aborda finalmente el problema de la sobrepesca, que deberá desaparecer a partir de 2015 para que las poblaciones de peces comiencen a recuperarse. La nueva política pesquera también prohibirá gradualmente los descartes desde 2015, obligará a los Estados a adaptar la flota a los recursos y tendrá en cuenta las particularidades de las regiones ultraperiféricas.

La nueva Política Pesquera Común entrará en vigor en 2014 y sustituirá a la actual, vigente desde 2002. El objetivo del Parlamento ha sido facilitar el incremento de las poblaciones de peces incluso por encima de un nivel sostenible. Según la Comisión Europea, el 80% de las poblaciones mediterráneas y el 47% de las del Atlántico están sobreexplotadas. El sector pesquero genera 35.600 millones de euros de ingresos en la UE y da trabajo a 310.000 personas (138.500 en el sector de las capturas).

El texto obliga a los Estados miembros a fijar cuotas de pesca sostenibles a partir de 2015. Solo en casos excepcionales se podrá aplazar esta obligación hasta 2020, a más tardar.

El acuerdo subraya que los pescadores tendrán que respetar el rendimiento máximo sostenible (RMS), que establece el límite de capturas que pueden extraerse de una población de peces año tras año sin poner en peligro su capacidad de regeneración futura.

Prohibición gradual de los descartes

La PPC introduce la práctica prohibición de los descartes en un plazo definido claramente que irá de 2015 hasta 2019. Las capturas no deseadas devueltas al mar, normalmente por su pequeño tamaño o por tratarse de otro tipo de especies, representan una cuarta parte del total de capturas en la Unión Europea y, en la mayoría de los casos, los peces mueren.

Con el fin de poner término a esta práctica, que actualmente no está sujeta a ningún tipo de prohibición, la nueva PPC obligará a los barcos a descargar al menos el 93 por ciento de las capturas en 2015 y 2016, el 94 por ciento en 2017 y 2018 y el 95 por ciento a partir de 2019. El Parlamento ha intentado mantener este porcentaje lo más alto posible durante las negociaciones con los Estados miembros.

Podrán aprobarse algunas excepciones cuando a los pescadores afectados les resulte sumamente difícil realizar capturas más selectivas o cuando la transformación de las capturas accesorias conlleve costes desproporcionadamente altos.

Capacidad de la flota

Respecto al exceso de capacidad que existe en algunos segmentos de la flota de la UE, la nueva política pesquera obliga a los Estados miembros a adaptar sus capacidades de captura a los recursos disponibles y, por tanto, evitar la sobreexplotación de las poblaciones de peces. Cada país podrá escoger las medidas y los instrumentos para reducir la capacidad de las flotas.

Si un Estado miembro no cumple su obligación de evaluar y eliminar la sobrecapacidad de su flota, podrá estar sujeto a la suspensión o interrupción de la ayuda financiera de la UE dirigida al sector en cuestión.

Pesca costera

La reforma reconoce la importancia de promover la creación de empleo directo e indirecto en las regiones costeras y mantiene las normas vigentes que restringen el acceso a los recursos marinos situados dentro de las 12 millas náuticas. El objetivo de esta medida es preservar la pesca artesanal y, por tanto, fomentar el desarrollo social y económico de las comunidades dependientes de estas artes pesqueras.

Regiones ultraperiféricas

La nueva PPC tiene por objetivo proteger los recursos marinos de las regiones ultraperiféricas, entre ellas las islas Canarias. La nueva política pesquera permitirá a los Estados miembros restringir las actividades pesqueras en las aguas que circunden las regiones ultraperiféricas hasta las 100 millas náuticas. El acuerdo prevé que los países podrán limitar, hasta finales de 2022, la pesca en estas aguas a los buques registrados en los puertos de los territorios ultraperiféricos.

Criterios de acceso

La reforma también incluye criterios de acceso, de tal forma que los Estados miembros deberán repartir en el futuro las cuotas de capturas entre sus pescadores de acuerdo con criterios objetivos y transparentes. Estos criterios deberán contemplar aspectos medioambientales, sociales y económicos, lo que beneficiará a los segmentos de la flota pesquera que puedan demostrar que crean un número de puestos de trabajo superior a la media y que generan un impacto en el medio ambiente por debajo de la media.

Regionalización

Otra de las medidas previstas afecta a una mayor "regionalización" de las decisiones. Su objetivo es adoptarlas, especialmente cuando se trate de normas técnicas detalladas que deban establecerse en cada zona marítima, a través de un contacto más estrecho con los afectados, y no de forma centralizada como hasta ahora. Aunque la UE deberá seguir comprobando si se están cumpliendo los principios de la política pesquera de la UE.

Países terceros

El texto establece además que la UE debe evitar contribuir a la sobrepesca en aguas de países terceros. Especifica que sólo podrán capturarse los excedentes no utilizados por un país tercero, tal como se prevé en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. En el futuro, los acuerdos de pesca con países terceros incluirán una cláusula en materia de derechos humanos, es decir, que los acuerdos podrán suspenderse si se violan estos derechos.

Más información a los consumidores

El PE también ha aprobado hoy martes otro reglamento sobre la organización común de los mercados (OCM) de la pesca y la acuicultura. Las nuevas normas sobre comercialización y etiquetado tienen por objetivo garantizar que los consumidores reciban toda la información necesaria sobre la calidad y la sostenibilidad

Greenpeace lamenta que el Europarlamento apoye la destrucción de los océanos al no prohibir el arrastre de profundidad

También se ha aprobado el acuerdo con Marruecos a pesar del mal estado de los caladeros y de los llamamientos en contra de organizaciones de derechos humanos


Reportaje - diciembre 10, 2013
El Parlamento Europeo ha rechazado hoy la eliminación progresiva de la pesca de arrastre y de las redes de enmalle de profundidad, pero ha respaldado otras medidas que reformaran algunas las reglas que rigen la pesca en aguas profundas.


El Europarlamento también ha aprobado el acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, que permitirá aumentar la sobrepesca de algunas poblaciones de estas aguas como las de pequeños pelágicos y abre la puerta a la pesca en las aguas del territorio ocupado del Sahara Occidental.

"El Parlamento Europeo ha dado un enfoque muy tibio a la Regulación de aguas profundas. No se ha adoptado una prohibición progresiva de la práctica devastadora e indiscriminada del arrastre de profundidad. Es sorprendente que barcos pesqueros altamente subvencionados vayan a continuar devastando las profundidades marinas con redes monstruosas que destruyen todo a su paso", ha declarado Celia Ojeda responsable de océanos de Greenpeace.

Los ecosistemas de aguas profundas se encuentran entre los más vulnerables del planeta. La pesca de arrastre de profundidad destruye los corales y barre a su paso de forma indiscriminada muchas especies que no son parte de la captura objetivo. Los subsidios directos que la UE otorga a estas pesquerías rondan los 950 millones de euros al año, la pesca de arrastre en alta mar no sería rentable sin subsidios. Sin embargo son relativamente pocos los pescadores franceses, españoles y portugueses especializados en la pesca de aguas profundas con redes de arrastre y de enmalle de profundidad, pero su impacto sobre el medio marino es desproporcionadamente grande.


Acuerdo con Marruecos

Por otra parte, el Parlamento Europeo, en una votación separada, ha respaldado un nuevo acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, el mayor acuerdo pesquero entre Bruselas y otro país, tanto en valor económico como en la cantidad total de peces que se pueden capturar. Su adopción ha sido muy controvertida, ya que cubre las zonas de pesca en las costas de los territorios ocupados del Sáhara Occidental y se ha negociado sin consultar ni respetar los derechos e intereses del pueblo saharaui.

"Especies como la caballa, la sardina y la sardinela son muy importantes para las comunidades que viven a lo largo de toda la línea de costa de la región occidental africana. Excepto los stocks de sardina, todos los demás han sido ya diezmados por encima de sus niveles de sostenibilidad. Aumentar la presión pesquera europea en la aguas de Marruecos y de los territorios ocupados del Sáhara Occidental solo conducirá a la sobrepesca y a un conflicto con las necesidades e intereses de estas poblaciones", ha añadido Ojeda.

En diciembre de 2011, el Parlamento Europeo rechazó una extensión temporal del acuerdo pesquero existente con Marruecos. Por tanto desde enero de 2012 no estaba permitido pescar a ningún barco pesquero con bandera europea en aguas de Marruecos y del Sáhara.

El Parlamento Europeo también ha concluido formalmente la reforma de la Política Pesquera Común al adoptar la nueva Regulación para la gestión pesquera y la Regulación del mercado común para productos pesqueros, tal y como acordó con el Consejo en mayo de 2013

lunes, 9 de diciembre de 2013

ARRANTZA POLITIKA BERRIA

Aurten, arrantza politika berria eztabaidatu eta onartu da Europan. Datozen hamar urteetarako sektore hau ordenatu nahi da, eta jarduera hau erregulatu itsasoan eragiten ari den suntsiketari mugak ezartzeko. Emaitza ez da denen gustukoa izan, baina natur kontserbazioaren ahotsa ozen entzun da lehen aldiz, eta gure ustez nahikoak ez badira ere, neurriak hartu dira bide horretan: kupoak berraztertu dira, arrain-bazterketak debekatu, arrainen komertzializazio-arauak eta moduak ezbaian jarri dira, ….
Askotan bizkarra emanda bizi bagara ere, euskaldunok kostalde zoragarria daukagu, Itsaso emankorra, eta egun lotsarazten bagaitu ere, arrantza-jarduera garrantzitsua izan da gure kulturan eta portuetan. Ilusioz bizi izan dugu, beraz, Europako arrantza politika berriaren eztabaida. Ez hainbeste Ondarroa 12 milia ekimenaren proposamenari lotutako emaitzak espero genituelako, baizik eta arrantzaren kudeaketa aldatzearen aldeko haizeak datozela sumatzen dugulako.
Politika berriak guztiz jasotzen ez baditu ere, arrantzaren kudeaketa-eredua aldatzeko gure proposamenak lau ardatz nagusi ditu:
1. Arrantza-politiken publikotasuna eta gardentasuna. Arrantza-saila armadoreen eta kofradien ordezkariek osatutako koadrila da gurean, eta ondorioz, gardentasuna ametsa da arlo horretan. Natur ondare publikoaren harrapaketan oinarritzen den jarduera hori interes pribatuen baitan kudeatzen da, herritarren parte-hartze eta kontrolik gabe diseinatutako politikekin. Hau aldatu beharra dago. Gure ustez, arrantzak kudeatzaile publikoen esku egon beharko luke, esaterako kofradien esku, eta hauek erabaki beharko lukete zer, noiz eta nola arrantzatu araudi orokorren baitan.
2. Arrain harrapaketarako ereduaren aldaketa. Kuotetan oinarritutako eredua daukagu gaur gaurkoz. Kuota hauek “erreklutamendu biomasetan” oinarritzen dira, baina benetako erreklutamendua neurtu gabe. Alegia, arrain gazteen biomasa neurtuta erabakitzen da hurrengo urtean zenbat arrain harrapatuko den, baina harrapaketa horiek gazte ziren haiek heldu aurretik egiten dira, gazte horiei arrautzak jartzeko aukera eman aurretik, askotan. Arrainen bizi-zikloa kontuan hartu gabe horrelako irizpideak erabiltzea astakeria hutsa da, ezbairik gabe. Bestalde, kuota hauek banatzerakoan ez dira arrantza-tresnak kontuan hartzen, eta hau ere larria da. Izan ere, dauzkagun baliabideen ondorioz arrantza-gaitasuna handiegia da dagoen arrain kopuruarekiko, eta tresna guztien erabilerak ez dauka eragin bera itsasoan. Gure ustez, arrantza-tresna sostengarriak erabiltzen dituztenek lehentasuna izan behar lukete kuota hauen banaketan.
3. Arrantzatutako arrainaren trazabilitatea. Erosleak eskubidea izan behar luke erosten duen arrainari buruzko informazio guztia jasotzeko: non arrantzatua izan den, noiz, nork, tresna jasangarriekin edo ez, zenbat bitartekarirengandik pasa den dendara iritsi bitartean, bitartekari horien guztien irabazi-tartea zenbatekoa izan den etabar. Horrek aukera emango lioke erosleari hainbat irizpideren baitan egiteko erosketak, eta natur kontserbazioaren aldekoak arrantza jasangarriaren aldeko sentsibilitate-lan esanguratsuagoa egin ahalko genuke.
4. Arlo soziala. Arrantza-jarduera ez da erakargarria gure gazteentzat. Luze joko luke gai hau aztertzeak, baina begi bistakoa da portuetan lanean ari den atzerritarren kopuru handia. Bi kontu daude, gutxienez, sakon aztertu beharrekoak duten garrantziarengatik. Arrantzaleen lan baldintzak. Arrantza-lanbidea ez dago sektoreko hitzarmenen logikaren bidez araututa. Arrantzaleek harrapaketarekiko soldata proportzionala kobratzen dute. Ondorioz, arrantzaleak arraina harrapatzen jarri behar du gogo guztia, bestelako eraginetan, baldintzetan edo ondorioetan pentsatu gabe. Harrapaketa hutsa, mugarik eta eskrupulorik gabe. Honek, noski, ez du lege-hausteen aurkako jarreran laguntzen. Gurean ez ezik, urruneko itsasoan gero eta ezagunagoak dira euskal itsasontzien barrabaskeriak. Piratak bihurtu dira gure arrantzaleak. Aurten bertan Bermeoko itsasontzi bat Senegaleko babestutako uretan harrapatuta gelditu da. Arrantzan ari zenaren susmoa gainditu ezinik dabiltza. Eusko Jaurlaritzak bere laguntza oso eskaini die. Nolako laguntza? Zertan ari ziren han? Galdetzeak ere beldurra ematen du.
Berriki Espainiako Gobernuak itsas GKL-ak (Garrantzia Komunitarioko Lekuak) izendatzeko zerrendak osatzeko prozesua abian jarri duela jakin dugu. Prozesu honen berririk ez dugu jaso inorengandik. Zein da Eusko Jaurlaritzaren kontserbazio-estrategia itsasoan? Zer diote Azti-Tecnalia bezalako ikerketa zentroko ikerlariek? Eta sektoreko gainerako interesatuek? Zergatik ez da egiten natur kontserbazioaren aldekoen ahotsa entzuteko ahaleginik?
Ezagutzen gaituzte, eta behin baino gehiagotan esan dugu gure itsasoan babestutako eremuak izendatzea izan daitekeela garai bateko kalak berreskuratzeko aukerarik onena. Bide honetatik baino ez ditugu berreskuratuko kalak, eta ondorioz, eguneko arrantza. Iraganeko arrantza-molde hau berreskuratu ezean, piratak bihurtzera kondenatuta daude gure arrantzaleak. Urruneko itsasoetan, oraingoz gurean baino emankorragoak diren uretan, barrabaskeriak egiten jarraituko dute. Paradoxa galanta hauxe: gure urak arrainez agortu dituztelako urrutira doazen itsasontzietan, han urrutiko arrantzaleak ari dira lanean; euren herrietakoetan baino lan-baldintza hobeak dituztelako hemendik doazen itsasontzietan. Ez da zilegi, ez guretzat eta ezta haientzat ere.
Zorionez, dena ez da hain beltza. Europako 50 erakunde baino gehiago ordezkatzen dituzten 1000 arrantzaletik gora LIFE proiektuan elkartu dira. Arrantza-tresna selektiboak eta jasangarriak erabiltzen dituzten kostaldeko arrantzaleak dira, arrainaren tamaina tentuz zaintzen dutenak. Dagoeneko Maria Damanaki arrantzarako europar komisarioaren onespena jaso dute, haizea beraz, norabide berrian.
Hamaika aldiz salatu dugun arren, gurean arrantza-politika eta bere kudeaketa, iluna eta ulertezina da etorkizuna opa diogunontzat. Beranduegi izan baino lehen, zentzuz jokatzen hasiko al dira gure ordezkariak.


Ondarroa 12 milia
Aitziber Sarobe Egiguren