martes, 16 de diciembre de 2014

ONGs eufóricas por las medidas ‘contundentes’ de Europa contra la pesca ilegal

Se estima que la pesca INDNR cuesta a las economías mundiales entre 8.000 y 19.000 millones de euros cada año, lo cual equivale a entre 11 y 26 millones de toneladas de pescado capturado1.
Fuente: http://www.ecoticias.com/

















La Coalición de ONG contra la pesca ilegal ha valorado los esfuerzos de la Unión Europea para luchar contra la pesca ilegal, no declarada y no notificada (INDNR) tras la advertencia lanzada por los Veintiocho a cuatro estados por no actuar adecuadamente para favorecer la sostenibilidad de los recursos pesqueros.

Para el director ejecutivo de Environmental Justice Foundation (EJF), Steve Trent, la UE "es ahora líder mundial" en los esfuerzos para combatir la pesca INDNR y considera que estas "medidas atrevidas y progresistas contribuirán a desarrollar la sostenibilidad en la pesca mundial, apoyando a la industria pesquera europea y mundial, así como a proteger la biodiversidad marina y la seguridad alimentaria en los Estados costeros pobres".

En su advertencia a los Estados de Estados, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, las Islas Salomón y Tuva, la UE les recuerda que el pescado capturado ilegalmente supone una proporción "significativa" tanto del total de capturas mundiales como de las importaciones de productos de la pesca, también en los principales mercados consumidores de pescado del mundo. Así, estas organizaciones recuerdan que la UE adoptó hace años una "sólida" legislación pesquera y que en 2012 empezó a emitir advertencias y a imponer sanciones a los Estados acusados de no cumplir dicha normativa. Estas advertencias se conocen como 'tarjetas amarillas' y otorgan seis meses a los Estados afectados para que aborden las críticas de la UE respecto a la gobernanza de las flotas pesqueras y las aguas territoriales. Si ese estado no actúa para subsanar la situación, la situación podría tener como consecuencia la imposición de sanciones incluida una prohibición total de importación de productos de la pesca a la UE.

En este sentido, el director del proyecto 'Ending illegal fishing' de la organización Pew, Tony Long, ha "aplaudido" el compromiso del Comisario para evitar la entrada a la UE de pescado capturado ilegalmente, aunque ha reclamado que quienes tienen "experiencia y conocimientos especializados, así como el desarrollo de la capacidad" que ayuden a los pequeños Estados insulares en desarrollo que a menudo cuentan con "recursos limitados" de cara a garantizar que cumplen "plenamente" con la normativa.

Se estima que la pesca INDNR cuesta a las economías mundiales entre 8.000 y 19.000 millones de euros cada año, lo cual equivale a entre 11 y 26 millones de toneladas de pescado capturado1. El reglamento sobre la pesca INDNR de la UE, que entró en vigor en 2012, pretende impedir el acceso del pescado capturado ilegalmente al mercado de los Veintiocho exigiendo "certificados de captura" para las importaciones y las exportaciones de productos de la pesca. La legislación también prohíbe la importación de pescado procedente de Estados y buques pesqueros de los que se conoce que están involucrados en pesca INDNR. Por su parte, el jefe de Recursos Naturales de la oficina de Políticas Europeas de WWF, Andreas Baumüller, ha asegurado que acabar con la pesca ilegal significa "proteger a los pescadores que respetan las reglas del juego y trabajan dentro de la legalidad, tanto en la UE como internacionalmente".

Por ello, estima que la CE "tiene que seguir dando a conocer públicamente el contexto y las razones para la emisión de tarjetas amarillas, así como las medidas correctivas que se requieren de los Estados afectados". Desde que empezó a emitir tarjetas amarillas en 2012, la Comisión Europea ha advertido a 17 países, incluyendo los cuatro Estados citados el 12 de diciembre de 2014. Fuente: http://www.ecoticias.com/sostenibilidad/98483/ONGs-euforicas-medidas-contundentes-Europa-contra-ilegal

Oceana reclama medidas para acabar con la contaminación de mercurio en el mar

Análisis de mercurio en pescado de Baleares, realizados por la Conselleria de Salud, confirman los resultados que Oceana obtuvo en muestras de pescado de Menorca.

Oceana.org
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )


Sanidad debe afrontar el problema con más valentía y tomar medidas para dar garantías de seguridad alimentaria a los consumidores y al sector pesquero.
Oceana reclama a las administraciones competentes que tomen medidas decididas para acabar con la contaminación de mercurio en el mar, a raíz de los resultados de los análisis de pescado capturado en Baleares que ha llevado a cabo la Dirección General de Salud Pública y Consumo del Govern Balear. Estos análisis, realizados tras la publicación en enero de los realizados por Oceana, confirman la presencia de mercurio en especies capturadas en diferentes puntos de Baleares, principalmente en Menorca.
“Consideramos positivo que Sanidad haya tenido en cuenta nuestros resultados y haya llevado a cabo estos análisis”, afirma Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana en Europa. “Sin embargo, se deberían establecer medidas concretas que garanticen la seguridad alimentaria de los consumidores y darse las herramientas necesarias al sector pesquero para que puedan asegurar la calidad de sus productos, ya sea mediante recomendaciones oficiales de la frecuencia máxima de consumo de determinadas especies, alertas para grupos de riesgo u otras medidas similares.”
Oceana, a petición de la Dirección de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, proporcionó un informe detallado de la metodología que había usado para el análisis de pescado de Menorca para que fuera tenido en cuenta en los análisis de esa Dirección General.
Oceana lamenta sin embargo la poca transparencia del Govern respecto a estos, teniendo en cuenta que se trata de información de interés para la salud pública y deberían estar al alcance de todos los ciudadanos. Además, se han puesto trabas administrativas para conseguirlos y finalmente ha resultado ser un documento con carencias importantes, ya que solo se proporcionan los promedios de los niveles de mercurio por especie, en lugar de por muestra, y tampoco se da el peso de los ejemplares, como sí hace el documento desvelado por el grupo parlamentario MES. De este modo, no se permite sacar conclusiones reales de esos análisis.
Estos problemas de contaminación por mercurio ya se han detectado en otras especies capturadas por la flota española. A raíz de ello, el Ministerio de Sanidad se vio obligado a emitir una serie de recomendaciones relativas a determinadas especies situadas en lo alto de la cadena trófica, como son el atún rojo o el pez espada.
En el caso de Baleares, se han analizado especies capturadas por la flota local y que no son migratorias, para asegurar que la contaminación proviene de las aguas de Baleares y no de cualquier otro lugar.
En los resultados de las muestras analizadas por la Administración, las especies que han superado los límites establecidos por la normativa europea[i] han sido el dentón, en un 100% de las muestras, la merluza, en un 50%, el congrio en un 45% y el rape en un 20%, casi alcanzando esta última especie en todas las muestras el límite permitido.
En el caso de las muestras de Oceana, analizadas por expertos de la Universidad de Barcelona, el 80% del rape superaba el máximo permitido y en relación al cabracho, el 70% de estas.
Las diferencias en los resultados de las especies que tanto Oceana como el Govern han analizado, cabracho y rape, son debidas a la talla de los individuos. Los individuos de rape analizados por Oceana presentaban entre 3kg y 20kg, mientras que los de la Administración han sido de entre 0,5kg y 3kg. Los cabrachos analizados por Oceana eran de entre 0,9 y 2,9 kg, mientras que los de la Aministración tenían entre 0,2kg y 1,4kg. Este factor es determinante para la concentración de mercurio, ya que cuanto mayor es el ejemplar, más mercurio ha ido acumulando a lo largo de su vida.
“Todas las administraciones deben afrontar el problema de manera decidida, sin más dilaciones y rodeos, hasta que se erradiquen las emisiones de mercurio y los vertidos de esta sustancias al mar”, reclama Aguilar. “Las normativas europea y los Convenios internacionales obligan a acabar con el uso de esta sustancia contaminante, debido a sus probados efectos negativos para la salud”.
Por ello, se están impulsando normativas, como el convenio de Minamata a nivel mundial y la Directiva Marco del Agua, en el plano europeo, para acabar con los vertidos y emisiones de este neurotóxico bioacumulable, tan nocivo para la salud humana.OMISIÓN de 19 de diciembre de 2006 por el que se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios

Los últimos pescadores

La flota dedicada a la pesca artesanal desciende un 25% en siete años. Solo quedan ya poco más de 7.600 embarcaciones de este tipo en España




José Miguel Martínez muestra las capturas del día en el puerto de Benidorm, donde es el último vecino con un barco de pesca artesanal. / pepe olivares

José Miguel Martínez comparte los últimos minutos de la noche con decenas de jubilados que se ejercitan en el paseo marítimo de Benidorm (Alicante). La brisa de la mañana empieza a intuirse cuando el amanecer invade el puerto y este pescador de 40 años emboca el Mediterráneo desde el puente de mando. Arranca los 46 caballos que empujan su barco y deja atrás un skyline perfilado por gigantescas moles de hormigón. Como mucho, se alejará tres millas para echar las redes que surtirán de melva y bonito a la lonja de la vecina Altea. En este antiguo pueblo de marineros, conquistado por el turismo desde los años cincuenta, hace lustros que no subastan las capturas. Sin embargo, aquí sobrevive José Miguel, el último pescador artesanal de la ciudad.


"En Benidorm se ha perdido la tradición porque ha habido mucha oferta de empleo en tierra y la gente se ha ido a lo fácil", sentencia el previsible eslabón final de una antigua saga de marineros, Els Tabarquines. "Nuestros orígenes vienen de la isla de Tabarca", aclara de inmediato. Su padre, tíos, abuelo, y "mucho más atrás", ya faenaban en la costa levantina. "Pero a mis hijos, de 12 y 8 años, no los veo a bordo", reconoce.
La pesca tradicional hace mucho que se enfrenta a un complicado salto generacional en esta ciudad alicantina. Un problema que se reproduce en el resto de España, donde pocos jóvenes toman el relevo de sus mayores. Y la profesión cae en picado: la flota dedicada a artes menores descendió un 25% en solo siete años. De las 10.233 embarcaciones que había en 2006 se pasó a las 7.602 de 2013, según cifras del Ministerio de Agricultura y Alimentación.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Pesquerías y biodiversidad: El reto de la conservación

 Pablo Durán Muñoz Técnico de I+D+i. Instituto Español de Oceanografía. Programa de Pesquerías Lejanas. Centro Oceanográfico de Vigo - 5 de diciembre de 2014



En abril de 2014, al tiempo que Industrias Pesqueras cumple 87 años, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) celebra su centenario. Cien años investigando el uso sostenible de la mar y asesorando sobre las políticas pesqueras. En un siglo de historia de la pesca la situación ha evolucionado radicalmente. En el pasado, investigación y gestión se centraban en la actividad pesquera y en los stocks. Las pesquerías estaban sujetas a normas sectoriales. Eran las épocas de la ordenación clásica. Actualmente el marco es mucho más amplio y exigente. El enfoque del ecosistema ha sido plenamente aceptado y la ciencia pesquera se ocupa también del estudio de los hábitats y los ecosistemas que soportan las pesquerías. Ahora se busca el uso sostenible del ecosistema en su conjunto y no solo de los recursos. Ello supone combinar el enfoque clásico con la ordenación del ecosistema -orientada a la conservación de su estructura y función- con énfasis en la protección de la biodiversidad y los hábitats.
Esta es la realidad de las pesquerías actuales y futuras. A estas alturas, ya nadie pone en duda que la pesca depende de la existencia de unos ecosistemas marinos saludables. Las implicaciones ambientales de la pesca son una preocupación social y tienen su espacio tanto en la prensa sectorial como en la generalista. Aceptamos que para minimizar los impactos y garantizar la sostenibilidad se necesita una ordenación basada en el ecosistema, fundamentada en el conocimiento científico. Por ello no nos ha de sorprender una mayor integración entre las regulaciones pesqueras y ambientales, ni que la pesca, además de ser objeto de la política pesquera común, ocupe un lugar destacado en las políticas de conservación.
Este es el caso de la “Estrategia Europea sobre Biodiversidad hasta 2020”. Este nuevo y ambicioso plan, consta de seis
La “Estrategia Europea sobre Biodiversidad hasta 2020” consta de seis objetivos para detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los servicios que los ecosistemas proporcionan, uno de los retos sociales más relevantes del momento
objetivos para detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los servicios que los ecosistemas proporcionan, uno de los retos sociales más relevantes del momento. Pretende abordar los desafíos sobre la conservación de la biodiversidad y cumplir las obligaciones del Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica. Reconoce que la biodiversidad -definida por la CE como la variedad de ecosistemas, especies y genes que nos rodea- constituye un capital natural de inmenso valor que es imprescindible proteger, conservar y restaurar para que los ecosistemas puedan seguir realizando sus funciones y proporcionando servicios esenciales para la sociedad europea. Considera la biodiversidad no solo por su valor intrínseco, sino también por el enorme valor económico de los servicios que provee. Y es que existen ya suficientes evidencias científicas de que la biodiversidad es un factor clave para el correcto funcionamiento de los ecosistemas y para mantener los beneficios que estos nos proporcionan, entre ellos la pesca.
Tan valiosa es la pesca como servicio ecosistémico, que el Objetivo nº 4 de la nueva Estrategia sobre Biodiversidad está dedicado íntegramente al uso sostenible de los recursos pesqueros. Persigue mejorar la gestión en todos los caladeros de la flota europea, suprimir los descartes, eliminar los impactos y proteger los ecosistemas marinos vulnerables, en sintonía con las resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre pesca sostenible.
Con este panorama, es evidente que la demanda de incorporar la biodiversidad a la ordenación crecerá en los próximos años, exigiendo un incremento paralelo de la investigación. En España partimos de una sólida base. El IEO tiene experiencia investigando la diversidad biológica y los ecosistemas marinos vulnerables, con resultados reconocidos, tanto en los caladeros lejanos de Hatton Bank, NAFO, Atlántico Suroccidental y SEAFO (Proyectos ECOVUL-ARPA, NEREIDA, ATLANTIS y RAP-SUR), como en las aguas más cercanas (Proyecto INDEMARES). Pero va a hacer falta apoyo financiero para reforzar los equipos humanos y consolidar las líneas de investigación actualmente en marcha y una planificación a largo plazo que permita abordar ordenadamente el reto de la conservación, con el horizonte puesto en el año 2020.

www.industriaspesqueras.com/

miércoles, 8 de octubre de 2014

Cultivos de algas marinas, el futuro de la alimentación

Fuente: www.buendiario.com

 El océano es una fuente de alimentos que excede a los peces: una granja subacuática desarrolla el cultivo de algas, cuyo valor alimenticio es enorme y cuya versatilidad en la cocina excede por mucho al sushi.


buendiario granja marina vegetarianismo oceanico algas kelp bren smith comida futuro 2
Smith en su trabajo diario: cosechar algas

Bren Smith, un pescador comercial de la zona de Nueva York lo tiene claro: “Esta es una de las formas de producción alimenticia más nocivas y destructivas del planeta”, dice, desilusionado en relación a la pesca de bacalao y cangrejo, actividad que dejó en el pasado para dedicarse a cultivar una parte del estrecho de Long Island. Su pequeña granjita subacuática, afirma, no sólo salvará a los oceános sino que dará de comer al mundo, y de una forma saludable y amena.
Smith le cuestiona a la pesca comercial su modalidad de echar redes a las aguas y levantar por igual a depredadores, como el atún, y destrozando a su paso a otros peces y vegetales que no tienen demanda en los mercados. “Esta era de caza y recolección está llegando a su fin, nos guste o no; no sólo es finito el botín del mar, sino que ya no existe”, concluye. Ya no se pesca tanto como en los años noventa en esa zona, principalmente por el modo irresponsable en que se pescó durante años para satisfacer a los supermercados y tiendas. Pero Bren tiene otra cosa en mente.

“Los pescadores creen que estoy loco, cultivando vegetales marinos y algas, promoviendo el vegetarianismo oceánico les suena ridículo”, cuenta Smith, convencido de sus ideas. Su proyecto, dice, restaura al océano en vez de destruirlo; su granja marina hace crecer algas y mejillones sobre sogas suspendidas sobre jaulas puestas para atrapar ostras y almejas. La corriente fría del estrecho produce toneladas de alimento marino, que no para de reproducirse.
Smith lanzó su proyecto en Kickstarter, y fue un éxito, permitiéndole colocar diez líneas submarinas más, las cuales produce 26 toneladas de algas (o kelp) y 500.000 mejillones en cinco meses. No sólo eso: Smith postea el secreto de su éxito gratis online y sube recetas para hacer pastas, helados y cocktails a base de alga. Los restaurantes más lujosos de Nueva York, como Il Buco o Morimoto´s, ya tomaron nota.


“Me inspiró el fracaso. Los huracanes y el cambio climático me obligaron a adaptarme. Empecé a experimentar, a probar con otras cosechas como las algas, que crecen rápido después de un huracán. El camio climático nos obliga a repensar nuestro sistema alimenticio y nuestra economía”, concluye el creativo agricultor.
Ahora son cada vez más las personas que le consultan cómo aplicar su método en diferentes partes del mundo, y Smith se entusiasma con la posibilidad de que nazca una comunidad de cultivo marino. Combate con furor a la pesca industrial y a la destrucción de ecosistemas que implica, aunque extraña el ofico. “Extraño la aventura y la camaradería entre pescadores, pero ahora me dedico a una cacería menos mortal”, dice, entre risas.
Smith recomienda elegir bien qué especie cultivar, pero elogio del kelp sus usos múltiples: sirve como comida, como fertilizador, como biocombustible, en la industria farmacéutica en la cosmética. De hecho, Bren es parte de estudios tanto de la Universidad de Yale como de la de Connecticut, ampliando los estudios sobre el uso de las algas.

buendiario granja marina vegetarianismo oceanico algas kelp bren smith comida futuro 3
Exquisitos platos hechos con kelp

“Si se replicase mi modelo en todo el mundo, técnicamente se podría alimentar a toda la población. No todo el mundo se va a volver un vegetariano oceánico, pero hay que entender que nuestros océanos parecen prístinos y en realidad están muriendo. Necesitamos una estrategia nueva para salvar a los mares, no satisfacer las demandas del consumidor sino cambiarlas”.

Esperamos que su noble objetivo se cumpla, y que el futuro sea más verde en nuestras mesas.

http://www.thimbleislandoysters.com/


 

sábado, 4 de octubre de 2014

"El Gobierno abre la veda para saquear el suelo y la costa Cantábrica no se libra"


La organización ecologista advierte al Ministerio de Industria que les tendrán en frente si conceden los permisos a las dos empresas que han solicitado sondeos para buscar hidrocarburos en los fondos marino del Cantábrico.
Los zonas requeridas para las investigaciones son cinco y están situadas en aguas profundas del Golfo de Bizkaia, a unos 100 kilómetros en línea recta de la costa vasca.
Los activistas de Greenpeace no se han sorprendido con la noticia sobre los permisos solicitados por dos empresas Shell y Capricorn Spain Limited para buscar hidrocarburos en el mar Cantábrico. Consideran que el Gobierno de Mariano Rajoy "ha abierto la veda para saquear el suelo" de todo el territorio del estado y así lo demuestran, a su juicio, estas dos últimas solicitudes presentadas al Ministerio de Industria. "Se suman a la larga lista existente. Nuestro suelo está a la venta al mejor postor y la costa cantábrica no se libra. Se ponen de rodillas ante las multinacionales a cualquier precio. Ahora le toca a Euskadi con el fracking y estas nuevas peticiones de prospecciones frente a sus costas", afirma Julio Barea, geólogo y portavoz sobre energía de la organización ecologista."Saquen lo que saquen , un litro de petróleo o un metro cúbico de gas, no se va a a quedar aquí. Lo venderán al mercado internacional. Luego de independencia energética, nada", advierte Barea.
El movimiento ecologista advierte al Ministerio de Industria que les tendrán en frente si autoriza los permisos a las dos empresas solicitantes. Los permisos son para investigar en cinco zonas concretas conocidas como Mesana y numeradas del uno al cinco, según recoge el BOE. Están localizadas en el Golfo de Bizkaia, a unos 100 kilómetros en línea recta de la costa vasca. eldiarionorte.es se ha puesto en contacto con el Ministerio de Industria para ampliar datos sobre estas solicitudes pero al cierre de esta información no ha llegado respuesta alguna.

Yacimientos que antes no eran rentables

La Ley de Hidrocarburos establece que es la Administración General del Estado la que tiene potestad para otorgar los permisos de investigación de hidrocarburos en las zonas del subsuelo marino. Como parte del procedimiento de solicitud de los permisos, Industria ha publicado en el BOE una resolución en la que se detallan las coordenadas geodésicas en las que se encuentran las distintas áreas susceptibles de exploración. A partir de mañana, se abre un plazo de dos meses para que puedan presentarse ofertas en competencia o que aquellos que se consideren perjudicados en su derecho formulen su oposición. "El proceso el muy largo. Hablamos de tres o cuatro años. Este es solo uno de los pasos previos. Si se llegará a autorizar, las empresas deben presentar una declaración de impacto ambiental que después ha de estudiarse. Lleva mucho tiempo", aclara Barea, que cree que estas compañía actuaran sobre yacimientos que ya tiene estudiados. "Antes no les resultaba rentable esa explotación, pero ahora, con los altos precios del petróleo les merecerá la inversión".
Desde Greenpeace insisten en la necesidad de apostar por otro tipo de energías frente a los combustibles fósiles. "Esto es un pozo sin fondo y además vamos en contra de la línea marcada en Europa, buscando como locos hidrocarburos mientras la apuesta es por fomentar las renovables. Hace dos años eramos líderes mundiales en renovables. Todo eso se ha liquidado de un plumazo por el Gobierno del PP y ahora vamos en dirección contraria". Recuerdan además los muchos daños causados al medio ambiente por las prospecciones petrolíferas. Accidentes, vertidos y derrames contaminantes que han degradado aún más los ecosistemas y la biodiversidad del mar.

Fuente: www.eldiario.es


viernes, 26 de septiembre de 2014

Presentación de las conclusiones de la expedición

Malaspina revela la existencia de cinco grandes acumulaciones de plástico en los océanos


IP - 25 de septiembre de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


El congreso de Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), celebrado recientemente en Barcelona, ha sido el marco elegido para la presentación de las conclusiones de la expedición Malaspina, “el mayor proyecto interdisciplinar de la historia sobre cambio global”. Según informa Sinc, la expedición ha generado por primera vez una base de datos que recoge los niveles de contaminantes orgánicos en todos los océanos. Así, los investigadores han logrado determinar cómo se distribuyen globalmente las dioxinas, compuestos químicos generados durante la combustión de residuos orgánicos.
Juan Dichc, investigador del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, explica que “las concentraciones son mayores cerca de los continentes que en las zonas centrales de los océanos, una circunstancia que se explica por los procesos de degradación durante el transporte, ya que se depositan al océano directamente desde la atmósfera”, y lo que es más preocupante: “los contaminantes han comenzado a afectar al fitoplancton y zooplancton”.
“Hemos observado que los contaminantes entran directamente al océano a través de la atmósfera, llegando a las zonas más remotas del planeta, con aportes que ya están afectando al ecosistema oceánico”, explica el investigador del CSIC y coordinador de la expedición Malaspina, Carlos Duarte.
Asimismo, durante el proyecto se ha generado la mayor base de datos de hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs) en el océano. Los PAHs se encuentran como parte de los combustibles fósiles y también se generan durante la combustión de petróleo y carbón.
Cinco acumulaciones de plásticos
Los investigadores ya han demostrado, a partir de las muestras recogidas a bordo, que existen cinco grandes acumulaciones de residuos plásticos en el océano abierto, que coinciden con los cinco grandes giros de circulación de agua superficial oceánica. Por lo que se deduce que “el problema de la contaminación por residuos plásticos tiene carácter planetario. Solo una expedición global como Malaspina podía obtener estos resultados y evaluar la abundancia global de contaminación por plásticos”, resalta Duarte.
“La expedición Malaspina ha supuesto un salto adelante en la comprensión del ecosistema del océano global, particularmente de las aguas situadas por debajo de la capa expuesta a la luz solar, donde hemos descubierto una biomasa de peces hasta 10 veces mayor de la que se pensaba”, señala Duarte.
“La oceanografía española nunca había liderado un proyecto con una dimensión internacional de este calibre, con más de 18 países implicados. Además de marcar un antes y un después por los avances

lunes, 15 de septiembre de 2014

Los cambios en el plancton amenazan la pesca

Fuente: Muyinteresante



 Una gran explosión de algas microscopicas (fitoplancton)   cambia el color verde del mar debido al aumento de nutrientes y al cambio en las corrientes profundas frías marinas  que se suben a la superficie.


Según un estudio dirigido por Helga do Rosario Gomes, biogeoquímica del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, la creciente propagación de Noctiluca scintillans, especie conocida como chispa de mar, un dinoflagelado bioluminescente que se alimenta de otras especies de plancton y extrae energía del Sol a través de algas microscópicas que viven dentro de sus células, se debe al aumento de los flujos de aguas residuales en el Mar Arábigo.

Esta abundancia de plancton puede tener consecuencias desastrosas para los peces depredadores de los que dependen millones de personas que viven en las costas de este mar.

Según los científicos, la marea de aguas residuales ricas en nutrientes que fluye desde las ciudades cada vez más pobladas que bordean el Mar Arábigo está impulsando la propagación del Noctiluca, que tiñe el agua de color verde esmeralda en invierno, desde las costas de Omán en el oeste, hasta la India y Pakistán en el este.

Los florecimientos son enormes y serán devastadores para el ecosistema marino a largo plazo. Muy pocos animales son capaces de alimentarse de Noctiluca, pues es una especie demasiado grande para los crustáceos que se nutren de diatomeas, lo cual puede modificar notablemente la cadena alimentaria marina.


Muchas pesquerías en el Mar Arábigo ya están experimentado un lento declive. Pescadores de los estados indios de Tamil Nadu y Maharashtra aseguran que sus capturas han caído en las dos últimas décadas.

También se cree que la mayor abundancia de pez globo frente a la costa del estado de Kerala, al sur de la India, se debe a una brusca disminución de las poblaciones de cobia, mientras que en Omán, la captura de peces grandes cayó un 18% en 2013 respecto al año anterior.

Los investigadores que participaron en el estudio, publicado en la revista Nature Communications, destacan que los millones de algas que viven dentro de las células verdes del Noctiluca scintillans permiten a esta especie explotar las zonas muertas sin oxígeno.
Manuel Barange impartirá mañana una conferencia en Vigo

El cambio climático y su influencia en la capacidad productiva del mar


ip - 11 de septiembre de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


El profesor Manuel Barange, director científico del Plymouth Marine Laboratory ( Reino Unido) impartirá el próximo viernes 12 de septiembre una conferencia sobre el impacto del cambio climático en la capacidad productiva del mar y las consecuencias que tiene para la sociedad. La charla, organizada por el Instituto Español de Oceanografía, tendrá lugar a las 12:30 horas en la sede del Parque Nacional de las Illas Atlánticas de Galicia (Edificio Cambón, Rúa Oliva, nº 3 Vigo) con acceso libre.
Barange, que entre 2010 y 2013 fue además presidente del Comité Científico del ICES (International Council for the Exploration of the Seas), es un experto a nivel mundial en cambio climático y sus investigaciones se centran fundamentalmente en la influencia que el cambio climático y la globalización económica tienen en las materias primas de origen marino y en la interacción existente entre las ciencias naturales y las ciencias sociales en pesquerías, ecosistemas y cambio climático. En 2010 la UNESCO-IOC reconoció sus aportaciones a la ciencia marina concediéndole la Roger Revelle Medal.
“A raíz del inexorable crecimiento de la población humana organizaciones internacionales se preguntan cómo proteger la seguridad alimentaria del planeta. Ante este desafío, ¿cuál es el papel de los océanos, y en particular cual es su contribución a la producción de proteína, cuyo consumo crece a una tasa aun mayor que el crecimiento de nuestras poblaciones?”, se pregunta Barange. Así, en su intervención mostrará resultados de modelos climáticos, físicos, biológicos y económicos, con un énfasis en la búsqueda de soluciones sostenibles. Además profundizará en el idea de la dificultad de predecir “las respuestas de la sociedad a los desafíos de los siglos venideros”.
Esta conferencia se enmarca en la conmemoración del centenario del Instituto Español de Oceanografía y coincide con la Conferencia Científica Anual del ICES que se inaugura en A Coruña el próximo 15 de septiembre con la participación de alrededor de 600 científicos marinos procedentes de todo el mundo, fundamentalmente de los países del Atlántico Norte

martes, 26 de agosto de 2014

AZTI estudia si el aumento de temperaturas incide en la escasez del bonito




Fuente: Diariovasco.com  25.Agosto 2014

AZTI -Tecnalia está realizando un estudio, por encargo del Gobierno vasco, para analizar las pautas del comportamiento del bonito, centrado en los factores ambientales físicos, que podría servir de referencia futura a los arrantzales vascos a la hora de planificar las capturas.

Foto: DV

El investigador y presidente del grupo de trabajo de atún blanco del ICCAT, Haritz Arrizabalga, ha explicado a Europa Press que AZTI -Tecnalia lleva algunos años tratando de estudiar la relación de la migración del bonito con los factores ambientales, sobre todo físicos.
En ese sentido, ha apuntado que en su investigación han detectado que existe una relación entre la migración del bonito y la evolución temporal de la temperatura del mar. Según ha precisado, "la migración estacional coincide con un calentamiento estacional, pero luego lo que ocurre a escala menor, que es lo que lleva preocupando varios de los últimos años, es el hecho de si el bonito entra o no al Golfo de Bizkaia".



Arrizabalaga ha detallado que el proyecto que están elaborando para el Gobierno vasco desde hace dos años, y que se prevé que esté finalizado para el mes de diciembre, trata diferentes variables ambientales que físicas, aunque no entra en otro tipo de variables "también importantes como podrían ser la distribución del alimento del bonito, pero que en este estudio no lo tratamos explícitamente".
Factores
El investigador ha afirmado que, probablemente, la distribución del bonito "no es algo que se explique por un único factor, sino que sea una combinación de factores que hace que en un año determinado se distribuya de una determinada manera". Dentro de todos esos posibles factores, AZTI -Tecnalia se está centrado en este análisis en aspectos como "la temperatura, la clorofila, las corrientes o los remolinos".



Lonja de Hondarribia.
Lonja de Hondarribia. / F. DE LA HERA
En cuanto a la alimentación del bonito, ha señalado que esta variable "es mas difícil de estudiar porque no existen datos históricos de la distribución de alimentos dentro y fuera del Golfo de Bizkaia, así como sí que hay mapas de temperatura".
De este modo, ha apuntado que "la distribución del bonito dentro del Golfo de Bizkaia puede estar relacionada con la presencia de anchoa". Arrizabalaga ha señalado que AZTI realizará el mes que viene una campaña para conocer la distribución y abundancia de la anchoa nacida en el año, denominada 'txitxina', y ha destacado que "es posible que dentro del mes de septiembre haya un aumento de abundancia de 'txixtina' que lleve consigo un aumento de presencia de bonito dentro del Golfo de Bizkaia".




Temperatura
Acerca del efecto de la temperatura, con el calentamiento estacional de las aguas se da la migración estacional del bonito al noreste atlántico, incluido el Golfo de Bizkaia, aunque en este último espacio marítimo "hay un microclima más cálido que las aguas oceánicas fuera del mismo".
El investigador ha afirmado que han observado que "si las previsiones de cambio climático se cumplen, algo que hoy en día a nivel científico no se pone en duda y que se prevé que se acentúe en el futuro, sí se podría prever que la distribución del bonito se fuera alejando hacia el norte".
No obstante, ha destacado que "hemos visto en el pasado que no es una relación lineal, porque puede haber un cambio de régimen y, de repente, que se rompa esa distribución hacia el norte y todo vuelva a empezar desde mas al sur". "Son ciclos que habrá que ir observando para poder explicar y a ser posible tratar de predecir dónde va a estar el bonito y si va a entrar o no en el Golfo", ha agregado.
"Lo que está claro es que no podemos cambiar el medio ambiente, no podemos enfriarlo o poner el alimento del bonito aquí cerca pero si conseguimos entender los mecanismos que llevan al bonito a distribuirse de una manera o de otra, y sobre todo si conseguimos predecir esa distribución, eso sí es una información que puede ayudar mucho a los arrantzales, que podrán jugar con esa información y tomar sus decisiones en base a ello", ha concluido.

martes, 19 de agosto de 2014

Damanaki hace balance tras cinco años como comisaria de Pesca

"El cambio es posible"


ip - 18 de agosto de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


A la espera de conocerse el nombre del nuevo responsable de Pesca de la Comisión Europea, la comisaria Damanaki ha publicado una entrada en su blog en el que realiza un balance de su gestión a lo largo de los últimos cinco años. Como gran conclusión, Damanaki indica que “el cambio es posible”. Así, aunque se necesita “tiempo y paciencia”, la comisaria asegura que “mi propia experiencia con Europa es una historia de éxito, de autocrítica y autorenovación” por que el “cambio tenía que llegar a la PPC”, asegura con relación a la nueva normativa pesquera.
Según Damanaki, “habíamos practicado la sobrepesca durante mucho tiempo. Las cuotas de pesca se fijaban bajo intereses económicos e invertimos muchos millones en construir buques pesqueros más grandes”. Todo eso, así lo cree la comisaria, ha quedado atrás. “Estamos viendo un cambio cultural, ya no discutimos si debemos ir hacia la sostenibilidad, ahora discutimos sobre los plazos en los que alcanzarla. Existe un consenso general de que tenemos que pescar menos si queremos seguir pescando. Y esto, a la larga, beneficiará a todo el mundo”, apunta.
“Si logramos nuestro objetivo de pescar de forma sostenible todas las especies en el plazo de 2020, estaríamos hablando de unos 15 millones más de toneladas de peces en el mar, lo que podría significar 1.800 millones más los ingresos en el sector, tan sólo en cuanto a capturas.
Estos cambios “radicales” han sido posibles tras conseguir sentar en la misma mesa a gobiernes, sociedad civil, industria y actores regionales, sostiene Damanaki, quien recuerda que “también porque devolvimos el poder a aquellos que mejor conocen el oficio, los que están a ras de suelo”. La comisaria concluye con una manifestación de confianza: “espero que estas se conviertan en los pilares de un nuevo sector pesquero próspero. Y para que funcione, necesitamos apoyar a nuestros pescadores”.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Especial protección en el Canal de Baleares, Cabrera y dos montañas submarinas

El Gobierno prohíbe el arrastre en tres zonas de baleares


ip - 12 de agosto de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado la Orden por la que se establecen como zonas protegidas de pesca sobre determinados fondos montañosos del Canal de Mallorca, en las montañas submarinas de “Emile Baudot” y “Ausiàs March”, y del este del Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera, en la zona denominada Fort d'en Moreu. La medida, que ha sido posible gracias al acuerdo alcanzado con el Gobierno Balear y el sector pesquero de la zona, “logra compatibilizar la necesaria protección de estos hábitats con el uso sostenible de los recursos pesqueros”, indica el Gobierno. El acuerdo con los pescadores ha sido fundamental, y que son los verdaderos afectados por la decisión en la medica que en estas tres zonas se prohíbe, principalmente, la pesca de arrastre a fin de preservar los fondos marinos.
En estas áreas existen hábitats de especial interés, especialmente fondos coralígenos y de maërl, especialmente considerados en la política comunitaria de protección ambiental. Estos fondos de coralígeno son considerados, además, un hábitat a proteger por su elevada biodiversidad e importancia como zona de refugio, alimentación y cría de diferentes especies.
La Secretaría General de Pesca ha establecido estas tres áreas tras recopilar y analizar la información científica y cartográfica existente, complementada con el análisis de la actividad pesquera en la zona y tras las realizar la ronda de consultas necesaria, incluidas las del sector pesquero y ONGs representativas, además de contar con el informe preceptivo del Instituto Español de Oceanografía.
Nuevas campañas
La Secretaria General de Pesca ha valorado además la información científica disponible en otras zonas del entorno balear, así como en otras áreas del Mediterráneo español, que requerirán de un análisis detallado y campañas oceanográficas especificas en algunos casos, para poder obtener un cartografiado detallado de los fondos susceptibles de albergar este tipo de hábitats.
En este sentido, Pesca ha programado para este año dos campañas de cartografía con barcos del Departamento en estas tres zonas protegidas de pesca, con el objeto de profundizar en la cartografía de los hábitats.
Oceana: felicitación con crítica

domingo, 10 de agosto de 2014

Investigación del CSIC

Cremas solares: un riesgo para la vida marina


ip - 8 de agosto de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


Una práctica tan cotidiana, y al mismo tiempo necesaria, como la de aplicar crema protectora solar cuando estamos en la playa, podría tener graves consecuencias para la vida marina. Así lo recoge una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha analizado el efecto de los protectores solares sobre el medio una vez liberados al mar. El estudio, publicado en la revista Environmental Science and Technology, recoge la potencialidad tóxica de estos productos para la vida marina.
Las conclusiones de este informe adquieren otra dimensión si tenemos en cuenta que Europa ocupa el primer puesto como destino turístico mundial, y las costas del Mediterráneo se sitúan a la cabeza de las preferencias turísticas. A todo ello hay que añadir el ritmo imparable del sector turístico español, ya que, como recuerda el CSIC, España marcó en 2013 un record histórico de viajeros extranjeros con 60,6 millones de turistas (un 5,6% más que en 2012), según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y este año se mantiene el mismo nivel.
Entonces, ¿de qué manera afecta al entorno la loción que nos aplicamos para protegernos del sol? “Las cremas solares son una solución eficiente ante los daños que provoca la radiación ultravioleta sobre la piel. Sin embargo, parte de estos cosméticos son liberados al mar durante el baño, reaccionan con la radiación ultravioleta de la luz solar y generan un fuerte agente oxidante, el peróxido de hidrógeno, que resulta dañino para las microalgas marinas”, explica el investigador del CSIC Antonio Tovar, del Instituto de Ciencias Marinas De Andalucía.
El estudio se ha llevado a cabo a través de experimentos en laboratorio y recogida deaguas de una playa mediterránea. “Tras los análisis químicos realizados, el consumo medio de cremas solares por bañista y los datos turísticos locales, se estima, de manera conservadora, que durante un día de verano en una playa de Mallorca se pueden verter al mar 4 kg de nanopartículas de dióxido de Titanio procedentes de los protectores”, señala David Sánchez, investigador del CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados. “Como apunta nuestro trabajo, la liberación de compuestos que se produce podría tener importantes consecuencias ecológicas en las zonas costeras”, añaden los científicos. El trabajo concluye que es necesario desarrollar “esfuerzos coordinados” entre la industria cosmética y los científicos para obtener un equilibrio que garantice salud y uso sostenible del medio ambiente.

sábado, 12 de julio de 2014

A Europa ya no le queda pescado

El consumo en la Unión Europea pasa hoy a depender de las exportaciones, aunque en España las capturas se agotaron el 11 de junio, según New Economics Foundation.


Fuente: E. Press
 
La Unión Europea termina hoy sábado con su propio pescado para este año y, desde mañana hasta el final de 2014 pasará a depender del que llegue desde fuera del mercado común, según el informe "Dependencia de Pescado 2014", realizado por New Economics Foundation.
Para el caso de España, según el informe, esta dependencia del pescado comenzó hace un mes, el 11 de junio, fecha en la que acabó con el pescado capturado en aguas nacionales.
El estudio analiza cada año el volumen de pescado que capturan los países de la Unión Europea y lo compara con el pescado en las aguas de nacionales de cada país y el consumo por habitante.
En concreto, el documento señala que cada español consume 42,9 kilogramos de pescado al año, lo que la sitúa en segundo lugar de la Unión Europea (27), por detrás de Portugal (61,1 kilos por persona y año), una cifra que duplica el consumo per capita de la Unión Europea, que se sitúa en 23 kilogramos por persona, cinco kilogramos más que la media mundial 18,5 kilos por persona.
Con estos consumos, la UE comenzará a depender del pescado externo a partir del 12 de julio.
Sin embargo, esta cifra es ligeramente mejor que el año anterior, cuando el día de la dependencia del pescado era el 8 de julio, y que el anterior, el 6 de julio. Estas fechas son tres semanas posteriores a las de el año 2000.
Esto apunta que la dependencia de los europeos no está aumentando, lo que significa que la sobrepesca está disminuyendo.
De acuerdo con el documento, si se restaurasen 43 de los 150 "stock" pesqueros del noreste Atlántico, se ganarían 85 días, es decir tres meses de autosuficiencia, de forma que el día de la dependencia del pescado se postpondría hasta el 4 de octubre.
Para los autores del informe, no sorprende que países sin acceso a las aguas marinas continentales dependan del pescado desde los primeros meses del año, sin embargo es "más sorprendente" que países como España, Portugal, Italia, Alemania y Francia también dejen de ser autosuficientes en la primera mitad del año.

jueves, 3 de julio de 2014

Hoy se celebra la iniciativa internacional "Free Plastic Bag Day"

El 88 % de la superficie marina analizada en Malaspina contiene microplásticos


ip - 3 de julio de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


El 88 % de la superficie oceánica muestreada durante la expedición Malaspina 2010 presenta restos de microplásticos. Ha esta conclusión han llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Cádiz, que han demostrado que existen cinco grandes acumulaciones de residuos plásticos en el océano abierto, coincidiendo con los cinco grandes giros de circulación de agua superficial en el océano. Decenas de miles de toneladas de plástico a la deriva.
Los científicos han descubierto que la conocida acumulación de basura plástica del Pacifico Norte no es la única existente. Así han comprobado la existencia de acumulaciones similares en el centro del Atlántico Norte, el Pacífico Sur, el Atlántico Sur y el Océano Indico. Pero lo más preocupante es que una de conclusiones revela que las aguas superficiales del centro de los océanos podrían no ser el destino final de los residuos plásticos, ya que grandes cantidades de microplásticos están pasando a la cadena alimenticia marina y a los fondos oceánicos. Estos datos toman especial relevancia hoy, cuando se celebra la iniciativa “Free Plastic Bags Day” (Día Mundial Sin Bolsas Plásticas), una acción internacional dirigida a concienciar sobre las consencuencias del uso, y su mala gestión posterior como residuo, de las bolsas plásticas. Se calcula que el tiempo medio de uso de una bolsa plástica es de 25 minutos, aunque tarda entre 100 y 500 años en desintegrarse. Cada europeo utiliza al año una media de 500 bolsas, y en el mundo se consumen cada minuto un millón de unidades. Cuando el 80 % de los residuos marinos es plástico, no es muy difícil averiguar dónde acaban.

miércoles, 18 de junio de 2014

Obama anuncia que creará la mayor zona marina protegida del mundo

EE UU ampliará un área del Pacífico cerrada a la pesca y la exploración de energía de 225.300 kilómetros cuadrados a más de dos millones

 

Bajo el principio de que la protección de los océanos es una cuestión de “seguridad internacional” clave, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó este martes a “redoblar los esfuerzos” en la materia y anunció su intención de usar sus poderes ejecutivos para ampliar sustancialmente un santuario marítimo en el océano Pacífico.
Se trata de la segunda vez en menos de un mes que Obama recurre a su capacidad de emitir decretos —lo que le permite evitar pasar por un Congreso que le ha frenado muchas de sus políticas, ambientales y de otro tipo— para luchar contra el cambio climático, una de las prioridades de su segundo mandato. A comienzos de mes dijo que haría uso de sus poderes ejecutivos para aprobar medidas que permitan reducir en un 30% las emisiones de CO2 y otros contaminantes de las centrales energéticas en 2030 con respecto a los niveles de 2005.

El nuevo objetivo de Obama es la zona denominada Monumento Nacional Marino de las Islas Remotas del Pacífico, un área protegida que creó su predecesor en la Casa Blanca, George W. Bush, en 2009.
En un mensaje difundido ayer durante la Conferencia de los Océanos que celebra el Departamento de Estado desde el lunes con la participación de 400 políticos y expertos de 80 países, Obama adelantó que su Gobierno “considerará de inmediato cómo se puede expandir” esta zona protegida, aunque no dio detalles ni un plazo de tiempo para emitir el decreto con el que pretende darle forma a sus planes.
Sin embargo, el diario The Washington Post, que dijo haber obtenido detalles de la propuesta, afirma que el objetivo es ampliar significativamente el área protegida de las aguas adyacentes a siete islas y atolones controlados por EE UU y situados en el Pacífico entre Hawái y las islas Marianas.
Así, si actualmente están protegidas las aguas de unos 225.300 kilómetros cuadrados alrededor de esas islas, la propuesta de Obama ampliaría esa área protegida a más de dos millones de kilómetros cuadrados alrededor de cada territorio, según el diario.

Fuente: ElPais

miércoles, 30 de abril de 2014

El Parlamento Europeo se decanta por la pesca sostenible

Todos comunicados de Prensa…

La votación sobre las subvenciones al sector pesquero permite vislumbrar el final de la reforma de la Política Pesquera Común.


Abril 16, 2014
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )



El Parlamento Europeo ha aprobado hoy el dossier final sobre la reforma de la Política Pesquera Común (PPC). El Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), que asciende a 6.500 millones de euros, permitirá aplicar la PPC durante el periodo 2014-2030. Aunque aún tiene que ser validado por el Consejo de ministros de pesca, el voto de la Eurocámara permite encarar ya la recta final.
Oceana valora como un enorme logro del Parlamento haberse asegurado durante el proceso de reforma de que la nueva PPC devolvería el mar a un estado saludable, pero se muestra crítica sobre los términos del mecanismo de financiación. Varios europarlamentarios, con la vista puesta en las elecciones y deseando impulsar las ayudas para ganarse el apoyo de los pescadores, trataron de introducir en el FEMP subvenciones perniciosas como la financiación de nuevos buques, prohibida en la Unión Europea desde 2004 por su relación directa con la sobrepesca.
“El Parlamento Europeo ha demostrado ser una fuerza a favor del medio ambiente durante las negociaciones de la PPC, pero en el caso del FEMP vimos diferencias de opinión extremas: tanto la propuesta más destructiva en términos medioambientales –las subvenciones para construir nuevos buques– como la más beneficiosa –duplicar los fondos para recogida de datos y medidas de control– provinieron del Parlamento. Afortunadamente, el plenario rechazó la propuesta de financiar nuevos buques”, explica Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa.
La nueva PPC establece objetivos muy claros para recobrar los stocks pesqueros y reducir el impacto de la pesca sobre el ecosistema mediante una mayor selectividad de las prácticas pesqueras, además de introducir la prohibición de descartes. Las mejoras en el mecanismo de financiación condicionarán la ayuda financiera al cumplimiento de las normas de la PPC, tanto para beneficiarios como para Estados miembros, y la denegarán a operadores con antecedentes de pesca ilegal. Lamentablemente, en el FEMP se reintrodujeron subvenciones perniciosas para el medio ambiente, como los fondos para nuevos motores, pero estarán sujetas a claros límites presupuestarios.
“Los Estados miembros serán quienes tomen la decisión final sobre las inversiones del FEMP, de modo que podrían decidir excluir las subvenciones perniciosas de las posibilidades que ofrezcan a sus respectivos sectores pesqueros. Si de veras están comprometidos con la nueva PPC y sus principios, nada sería más sencillo que excluir estas subvenciones”, añade Vanya Vulperhorst, policy officer de Oceana.
La PPC ha estado en vigor desde 1983 y se renueva cada 10 años, pero esta ha sido la primera vez que el Parlamento ha estado en igualdad de condiciones con el Consejo de Ministros. El proceso de reforma comenzó en septiembre de 2008, cuando la Comisión anunció el fracaso de la política de 2002, subrayando el grave estado de los stocks pesqueros europeos y llamando la atención sobre el hábito de tomar decisiones estrechas de miras y a corto plazo, que perpetuaba el círculo vicioso de sobrepesca, falta de rentabilidad y sobrecapacidad

sábado, 26 de abril de 2014

Europa se autoabastece de pescado hasta el 11 de julio


IP - 25 de abril de 2014 A+ A-


New Economics Foundation ha presentado la actualización de su informe “Fish Dependence” en el que estudia la dependencia del suministro de pescado del exterior por parte de la Unión Europea. Para este año 2014 la fecha para la que se ha calculado que Europa pasará a ser dependiente de las exportación es el 11 de julio. En 2013 la fecha fue el 8 de julio y en 2012 el 6 de julio.

El informe también señala que las poblaciones de peces como globales han disminuido, la producción de la acuicultura (cría de peces, crustáceos, moluscos y otros organismos acuáticos) ha aumentado y el crecimiento del sector alimentario de origen animal en el mundo es más rápido. “Aunque todavía es demasiado pronto para decirlo, esperamos que el hecho de que los niveles de dependencia no están aumentando es una señal de que la sobrepesca se está moderando en aguas de la UE”, añade NEF. “Todavía estamos muy lejos de donde deberíamos estar. La UE cuenta con algunos de los caladeros más amplios y ricos del mundo” pero, añade “nuestras poblaciones de peces producen mucho menos de lo que podrían si se gestionase de forma sostenible”.

Los primeros países en depender de las importaciones han sido Eslovaquia, Austria, Rumania, Bélgica, Lituania y Eslovenia, si bien los dos grandes, Alemania e Italia lo han hecho el 6 y el 13 de abril respectivamente. España lo hará el 11 de junio.

viernes, 4 de abril de 2014

¿Comer pescado es tan saludable como dicen?
La lógica del capital impacta de pleno en su producción. Se crían las especies de alto valor económico, las más demandadas para el consumo. En Noruega, el salmón; en el Estado español, la dorada, la lubina, la trucha, el atún.

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 04/03/2014, 11:54 h | (303) veces leída
Nos dicen que comer pescado es de lo mejor. Nos aporta ácido graso omega 3, vitaminas B, calcio, yodo... Sin embargo, ¿comer pescado es tan saludable? ¿Seguro que es beneficioso para nosotros y el medio ambiente? ¿Qué efectos tiene en los fondos y especies marinas? ¿Y en las comunidades locales? ¿Quién sale ganando con su creciente demanda? Aguas turbias se mueven en las bambalinas de la industria pesquera.

El consumo de pescado va a más. Su producción mundial batió un nuevo récord en 2013 alcanzando los 160 millones de toneladas, con la pesca de captura y la de piscifactorías, frente a los 157 millones del año anterior, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Una tendencia que se sustenta en una sólida demanda en los mercados internacionales y en un aumento de la misma en Asia Oriental y el sudeste asiático, especialmente en China. En Europa, el Estado español es uno de los mayores consumidores, con una media de 26,8 kilos de pescado por persona y año, según datos de Mercasa de 2011, a pesar del descenso que su consumo ha sufrido en los últimos tiempos debido a la crisis.

Una demanda creciente que se ha visto satisfecha por la expansión de la acuicultura intensiva, o lo que sería lo mismo "granjas de pescado" o piscifactorías. Calco y copia del modelo de ganadería industrial, aplicado en esta ocasión a la pesca. Hoy, uno de cada dos peces que comemos procede de dicha producción. Se trata de un modelo en auge que, se calcula, en el 2030 suministrará casi dos tercios de todo el pescado consumido en el mundo, según el informe La pesca hasta 2030: Perspectivas de la pesca y la acuicultura del Banco Mundial y la FAO. Sin embargo, el negativo impacto social y medioambiental de este modelo, desde su instalación al "cultivo" y procesado de los peces, es la otra cara de la moneda.

Pez come pez

La lógica del capital impacta de pleno en su producción. Se crían las especies de alto valor económico, las más demandadas para el consumo. En Noruega, el salmón; en el Estado español, la dorada, la lubina, la trucha, el atún. La mayoría, peces carnívoros: pescado que a su vez necesita de otro para su engorde. El periodista Paul Greenberg, en su obra 'Cuatro peces. El futuro de los últimos alimentos salvajes', lo dejaba claro: para producir 1 kilo de salmón se necesitan 3 kilos de otras especies de pescado y para 1 kilo de atún, nada más y nada menos, que 20 kilos. Lo que genera una mayor sobreexplotación de los recursos pesqueros. Unos bienes, a menudo, sustraídos de las costas de países del Sur, mermando así bienes imprescindibles para su alimentación. El resultado es un producto de lujo a merced de los bolsillos que lo pueden costear y consumir.

Los tratamientos que se aplican en las piscifactorías para combatir las enfermedades infecciosas de los peces son otro factor de riesgo para la salud medioambiental y el consumo humano. Un ejemplo son los baños de formol, con una función antiparasitaria, y el subministro preventivo de antibióticos, que se acumulan en los órganos internos del animal, y su uso sistemático facilita la aparición de patógenos resistentes. Las condiciones en las que se encuentran los peces no ayuda. El hacinamiento en piscinas y jaulas está al orden del día y permite fácilmente la propagación de enfermedades por fricciones, estrés o canibalismo.

Su impacto en el territorio y las comunidades es, también, importante. Las mismas instalaciones, grandes superficies de piscinas, compiten con el uso de dicho terreno por parte de la población local, ya sea para el cultivo, el pastoreo. Las aguas de estos emplazamientos, con altas dosis de productos químicos y sustancias tóxicas, contaminan los suelos y el entorno acuático, y la introducción de especies exóticas y la fuga de ejemplares afecta a las especies nativas.

De la costa a mar adentro

La pesca de captura a gran escala, por su parte, desde la costa hasta las aguas más profundas, tiene asimismo consecuencias muy negativas tanto para los propios recursos pesqueros como para el medio ambiente. En el Mediterráneo, el 92% de las poblaciones de peces están sobreexplotadas, el 63% en el Atlántico, según datos de Ecologistas en Acción. Varias especies marinas se ven amenazadas y en peligro de extinción. La sobrepesca ha sido la práctica dominante y su consecuencia: la disminución de peces en el mar.

A parte, la contaminación del agua incide en dichos animales. La presencia de mercurio en los peces es la más conocida y amenaza el ecosistema y nuestra salud, al tratarse de una sustancia tóxica que afecta al cerebro y al sistema nervioso. Según Ecologistas en Acción, el pescado contiene cada vez más mercurio. En 2013, en la Unión Europea se notificaron 96 casos de pescado contaminado, frente a los 68 del año anterior. La organización ecologista denuncia que los límites de mercurio permitidos por la Unión Europea no son suficientes, porque no tienen en cuenta ni el consumo medio ni las características corporales del consumidor. Los máximos permitidos por la FAO y la Organización Mundial de la Salud, en cambio, son más restrictivos. Nuestra salud, en juego.

El medio ambiente se ve también perjudicado, especialmente por técnicas como la pesca de arrastre, que a través del uso de redes que barren el suelo del mar, destruye los fondos marinos, acaba con hábitats naturales como arrecifes de coral y captura, más allá de los peces objetivo, ejemplares inmaduros y pescados no deseados que acaban siendo descartados, y lanzados de nuevo, muertos o casi muertos, al agua. En la pesca de arrastre de cigala en el Mar del Norte, por ejemplo, se estima, según datos de Ecologistas en Acción, que las capturas no deseadas y descartadas alcanzan el 98% del total. Una práctica que igualmente se da en otros modelos de pesca en teoría más selectivos como la del palangre, con miles de anzuelos con cebos que cuelgan de líneas que pueden medir metros o kilómetros. En el Mar Adriático, los descartes de dicho modelo de pesca pueden llegar hasta el 50% de la captura. La pesca industrial con grandes embarcaciones aumenta el riesgo de contaminación a causa de derrames de petróleo y combustible. El agua, parece, lo engulle todo. Sin embargo, la vida en el mar se agota.

Otro impacto de la pesca industrial se da en tierra firme, en las comunidades. La tan magnífica como dura película de Hubert Sauper 'La pesadilla de Darwin' lo muestra con toda crudeza. La vida de 25 millones de personas alrededor del Lago Victoria, más de la mitad en situación de desnutrición, recogen las migajas de la boyante industria de procesado y comercialización de perca del Nilo destinada al mercado extranjero. Se trata de la cara oculta, y más dramática, de lo que aquí en la pescadería o el supermercado nos dicen es "filete de mero", y que compramos a un módico precio. Cada día, según la campaña No te comas el mundo, dos millones de personas en Occidente consumen perca del Nilo. Lo que equivaldría a satisfacer las necesidades de proteína de 1/3 parte de la población desnutrida de alrededor del Lago Victoria.

En pocas manos

Unas pocas empresas empresas se reparten el jugoso pastel de la pesca industrial. Se trata de grandes compañías que compran a otras de pequeñas con el objetivo de ejercer un mayor control de la industria integrando cría, procesado y comercialización. Actualmente, por poner un caso, cuatro empresas controlan más del 80% de la producción mundial de salmón: la noruega-holandesa Nutreco es la número uno, seguida de las también noruegas Cermaq, Fjord Seafood y Domstein que, tras fusionarse en 2002, ocupan la segunda posición.

Otras grandes compaññías como Pescanova, de origen gallego, optan por la compra de cuotas invirtiendo en producción de salmón en Chile, tilapia en Brasil, rodaballo en Portugal, camarón en Nicaragua, etc. Sin embargo, del éxito a la bancarrota: hoy Pescanova se encuentra en la cuerda floja, acuciada por las deudas y a merced de la banca. Un modelo industrial que acaba con la pesca artesanal y a pequeña escala, que no puede sobrevivir en un sistema pensado por y para la pesca intensiva y a gran escala.

Llegados a este punto, volvemos a preguntar: ¿Comer pescado es tan saludable para nosotros y el medio ambiente? Saquen conclusiones.


miércoles, 26 de febrero de 2014

Según los resultados de las Estrategias Marinas

La salud de los mares europeos es "preocupante"


IP - 26 de febrero de 2014 A+ A-


La próxima semana se celebra en Bruselas una conferencia bajo el título “Océanos saludables, ecosistemas productivos” en la que la Comisión Europea presentará un informe en el que se describe “un cuadro preocupante de los mares de Europa” y que, añade, “muestra un ambiente marino que requerirán esfuerzos urgentes para atender el buen estado en 2020”.

En este sentido, el comisario de Medio Ambiente, Janez Potočnik, ha declarado que “el mensaje es claro: los mares y los océanos europeos no están en buena forma, pero tenemos que encontrar un equilibrio. Eso significa encontrar maneras de cosechar su potencial económico sin aumentar la presión en un entorno ya frágil, y crear crecimiento y puestos de trabajo que sean seguros en el largo plazo".

El informe realiza también una serie de recomendaciones basadas en las Estrategias Marinas presentadas por los estados miembros. En este sentido explica que “la mayoría de los indicadores están en rojo, estado el 88 % de las poblaciones de peces en el Mediterráneo y el Mar Negro amenazadas. Sin embargo, la sostenibilidad de las capturas está mejorando, aunque lentamente”, añade. Además, “se necesitan mayores esfuerzos para alcanzar la meta 2020” y estos esfuerzos, reconoce el informe, “se ven obstaculizados por la falta de coordinación entre los Estados miembros: el buen estado del medio marino se puede lograr más fácilmente -y más barato- si los estados miembros reforzaran su cooperación”, sentencia.