sábado, 12 de julio de 2014

A Europa ya no le queda pescado

El consumo en la Unión Europea pasa hoy a depender de las exportaciones, aunque en España las capturas se agotaron el 11 de junio, según New Economics Foundation.


Fuente: E. Press
 
La Unión Europea termina hoy sábado con su propio pescado para este año y, desde mañana hasta el final de 2014 pasará a depender del que llegue desde fuera del mercado común, según el informe "Dependencia de Pescado 2014", realizado por New Economics Foundation.
Para el caso de España, según el informe, esta dependencia del pescado comenzó hace un mes, el 11 de junio, fecha en la que acabó con el pescado capturado en aguas nacionales.
El estudio analiza cada año el volumen de pescado que capturan los países de la Unión Europea y lo compara con el pescado en las aguas de nacionales de cada país y el consumo por habitante.
En concreto, el documento señala que cada español consume 42,9 kilogramos de pescado al año, lo que la sitúa en segundo lugar de la Unión Europea (27), por detrás de Portugal (61,1 kilos por persona y año), una cifra que duplica el consumo per capita de la Unión Europea, que se sitúa en 23 kilogramos por persona, cinco kilogramos más que la media mundial 18,5 kilos por persona.
Con estos consumos, la UE comenzará a depender del pescado externo a partir del 12 de julio.
Sin embargo, esta cifra es ligeramente mejor que el año anterior, cuando el día de la dependencia del pescado era el 8 de julio, y que el anterior, el 6 de julio. Estas fechas son tres semanas posteriores a las de el año 2000.
Esto apunta que la dependencia de los europeos no está aumentando, lo que significa que la sobrepesca está disminuyendo.
De acuerdo con el documento, si se restaurasen 43 de los 150 "stock" pesqueros del noreste Atlántico, se ganarían 85 días, es decir tres meses de autosuficiencia, de forma que el día de la dependencia del pescado se postpondría hasta el 4 de octubre.
Para los autores del informe, no sorprende que países sin acceso a las aguas marinas continentales dependan del pescado desde los primeros meses del año, sin embargo es "más sorprendente" que países como España, Portugal, Italia, Alemania y Francia también dejen de ser autosuficientes en la primera mitad del año.

jueves, 3 de julio de 2014

Hoy se celebra la iniciativa internacional "Free Plastic Bag Day"

El 88 % de la superficie marina analizada en Malaspina contiene microplásticos


ip - 3 de julio de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


El 88 % de la superficie oceánica muestreada durante la expedición Malaspina 2010 presenta restos de microplásticos. Ha esta conclusión han llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Cádiz, que han demostrado que existen cinco grandes acumulaciones de residuos plásticos en el océano abierto, coincidiendo con los cinco grandes giros de circulación de agua superficial en el océano. Decenas de miles de toneladas de plástico a la deriva.
Los científicos han descubierto que la conocida acumulación de basura plástica del Pacifico Norte no es la única existente. Así han comprobado la existencia de acumulaciones similares en el centro del Atlántico Norte, el Pacífico Sur, el Atlántico Sur y el Océano Indico. Pero lo más preocupante es que una de conclusiones revela que las aguas superficiales del centro de los océanos podrían no ser el destino final de los residuos plásticos, ya que grandes cantidades de microplásticos están pasando a la cadena alimenticia marina y a los fondos oceánicos. Estos datos toman especial relevancia hoy, cuando se celebra la iniciativa “Free Plastic Bags Day” (Día Mundial Sin Bolsas Plásticas), una acción internacional dirigida a concienciar sobre las consencuencias del uso, y su mala gestión posterior como residuo, de las bolsas plásticas. Se calcula que el tiempo medio de uso de una bolsa plástica es de 25 minutos, aunque tarda entre 100 y 500 años en desintegrarse. Cada europeo utiliza al año una media de 500 bolsas, y en el mundo se consumen cada minuto un millón de unidades. Cuando el 80 % de los residuos marinos es plástico, no es muy difícil averiguar dónde acaban.