martes, 26 de agosto de 2014

AZTI estudia si el aumento de temperaturas incide en la escasez del bonito




Fuente: Diariovasco.com  25.Agosto 2014

AZTI -Tecnalia está realizando un estudio, por encargo del Gobierno vasco, para analizar las pautas del comportamiento del bonito, centrado en los factores ambientales físicos, que podría servir de referencia futura a los arrantzales vascos a la hora de planificar las capturas.

Foto: DV

El investigador y presidente del grupo de trabajo de atún blanco del ICCAT, Haritz Arrizabalga, ha explicado a Europa Press que AZTI -Tecnalia lleva algunos años tratando de estudiar la relación de la migración del bonito con los factores ambientales, sobre todo físicos.
En ese sentido, ha apuntado que en su investigación han detectado que existe una relación entre la migración del bonito y la evolución temporal de la temperatura del mar. Según ha precisado, "la migración estacional coincide con un calentamiento estacional, pero luego lo que ocurre a escala menor, que es lo que lleva preocupando varios de los últimos años, es el hecho de si el bonito entra o no al Golfo de Bizkaia".



Arrizabalaga ha detallado que el proyecto que están elaborando para el Gobierno vasco desde hace dos años, y que se prevé que esté finalizado para el mes de diciembre, trata diferentes variables ambientales que físicas, aunque no entra en otro tipo de variables "también importantes como podrían ser la distribución del alimento del bonito, pero que en este estudio no lo tratamos explícitamente".
Factores
El investigador ha afirmado que, probablemente, la distribución del bonito "no es algo que se explique por un único factor, sino que sea una combinación de factores que hace que en un año determinado se distribuya de una determinada manera". Dentro de todos esos posibles factores, AZTI -Tecnalia se está centrado en este análisis en aspectos como "la temperatura, la clorofila, las corrientes o los remolinos".



Lonja de Hondarribia.
Lonja de Hondarribia. / F. DE LA HERA
En cuanto a la alimentación del bonito, ha señalado que esta variable "es mas difícil de estudiar porque no existen datos históricos de la distribución de alimentos dentro y fuera del Golfo de Bizkaia, así como sí que hay mapas de temperatura".
De este modo, ha apuntado que "la distribución del bonito dentro del Golfo de Bizkaia puede estar relacionada con la presencia de anchoa". Arrizabalaga ha señalado que AZTI realizará el mes que viene una campaña para conocer la distribución y abundancia de la anchoa nacida en el año, denominada 'txitxina', y ha destacado que "es posible que dentro del mes de septiembre haya un aumento de abundancia de 'txixtina' que lleve consigo un aumento de presencia de bonito dentro del Golfo de Bizkaia".




Temperatura
Acerca del efecto de la temperatura, con el calentamiento estacional de las aguas se da la migración estacional del bonito al noreste atlántico, incluido el Golfo de Bizkaia, aunque en este último espacio marítimo "hay un microclima más cálido que las aguas oceánicas fuera del mismo".
El investigador ha afirmado que han observado que "si las previsiones de cambio climático se cumplen, algo que hoy en día a nivel científico no se pone en duda y que se prevé que se acentúe en el futuro, sí se podría prever que la distribución del bonito se fuera alejando hacia el norte".
No obstante, ha destacado que "hemos visto en el pasado que no es una relación lineal, porque puede haber un cambio de régimen y, de repente, que se rompa esa distribución hacia el norte y todo vuelva a empezar desde mas al sur". "Son ciclos que habrá que ir observando para poder explicar y a ser posible tratar de predecir dónde va a estar el bonito y si va a entrar o no en el Golfo", ha agregado.
"Lo que está claro es que no podemos cambiar el medio ambiente, no podemos enfriarlo o poner el alimento del bonito aquí cerca pero si conseguimos entender los mecanismos que llevan al bonito a distribuirse de una manera o de otra, y sobre todo si conseguimos predecir esa distribución, eso sí es una información que puede ayudar mucho a los arrantzales, que podrán jugar con esa información y tomar sus decisiones en base a ello", ha concluido.

martes, 19 de agosto de 2014

Damanaki hace balance tras cinco años como comisaria de Pesca

"El cambio es posible"


ip - 18 de agosto de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


A la espera de conocerse el nombre del nuevo responsable de Pesca de la Comisión Europea, la comisaria Damanaki ha publicado una entrada en su blog en el que realiza un balance de su gestión a lo largo de los últimos cinco años. Como gran conclusión, Damanaki indica que “el cambio es posible”. Así, aunque se necesita “tiempo y paciencia”, la comisaria asegura que “mi propia experiencia con Europa es una historia de éxito, de autocrítica y autorenovación” por que el “cambio tenía que llegar a la PPC”, asegura con relación a la nueva normativa pesquera.
Según Damanaki, “habíamos practicado la sobrepesca durante mucho tiempo. Las cuotas de pesca se fijaban bajo intereses económicos e invertimos muchos millones en construir buques pesqueros más grandes”. Todo eso, así lo cree la comisaria, ha quedado atrás. “Estamos viendo un cambio cultural, ya no discutimos si debemos ir hacia la sostenibilidad, ahora discutimos sobre los plazos en los que alcanzarla. Existe un consenso general de que tenemos que pescar menos si queremos seguir pescando. Y esto, a la larga, beneficiará a todo el mundo”, apunta.
“Si logramos nuestro objetivo de pescar de forma sostenible todas las especies en el plazo de 2020, estaríamos hablando de unos 15 millones más de toneladas de peces en el mar, lo que podría significar 1.800 millones más los ingresos en el sector, tan sólo en cuanto a capturas.
Estos cambios “radicales” han sido posibles tras conseguir sentar en la misma mesa a gobiernes, sociedad civil, industria y actores regionales, sostiene Damanaki, quien recuerda que “también porque devolvimos el poder a aquellos que mejor conocen el oficio, los que están a ras de suelo”. La comisaria concluye con una manifestación de confianza: “espero que estas se conviertan en los pilares de un nuevo sector pesquero próspero. Y para que funcione, necesitamos apoyar a nuestros pescadores”.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Especial protección en el Canal de Baleares, Cabrera y dos montañas submarinas

El Gobierno prohíbe el arrastre en tres zonas de baleares


ip - 12 de agosto de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado la Orden por la que se establecen como zonas protegidas de pesca sobre determinados fondos montañosos del Canal de Mallorca, en las montañas submarinas de “Emile Baudot” y “Ausiàs March”, y del este del Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera, en la zona denominada Fort d'en Moreu. La medida, que ha sido posible gracias al acuerdo alcanzado con el Gobierno Balear y el sector pesquero de la zona, “logra compatibilizar la necesaria protección de estos hábitats con el uso sostenible de los recursos pesqueros”, indica el Gobierno. El acuerdo con los pescadores ha sido fundamental, y que son los verdaderos afectados por la decisión en la medica que en estas tres zonas se prohíbe, principalmente, la pesca de arrastre a fin de preservar los fondos marinos.
En estas áreas existen hábitats de especial interés, especialmente fondos coralígenos y de maërl, especialmente considerados en la política comunitaria de protección ambiental. Estos fondos de coralígeno son considerados, además, un hábitat a proteger por su elevada biodiversidad e importancia como zona de refugio, alimentación y cría de diferentes especies.
La Secretaría General de Pesca ha establecido estas tres áreas tras recopilar y analizar la información científica y cartográfica existente, complementada con el análisis de la actividad pesquera en la zona y tras las realizar la ronda de consultas necesaria, incluidas las del sector pesquero y ONGs representativas, además de contar con el informe preceptivo del Instituto Español de Oceanografía.
Nuevas campañas
La Secretaria General de Pesca ha valorado además la información científica disponible en otras zonas del entorno balear, así como en otras áreas del Mediterráneo español, que requerirán de un análisis detallado y campañas oceanográficas especificas en algunos casos, para poder obtener un cartografiado detallado de los fondos susceptibles de albergar este tipo de hábitats.
En este sentido, Pesca ha programado para este año dos campañas de cartografía con barcos del Departamento en estas tres zonas protegidas de pesca, con el objeto de profundizar en la cartografía de los hábitats.
Oceana: felicitación con crítica

domingo, 10 de agosto de 2014

Investigación del CSIC

Cremas solares: un riesgo para la vida marina


ip - 8 de agosto de 2014 Compartir en Facebook Compartir en Twitter


Una práctica tan cotidiana, y al mismo tiempo necesaria, como la de aplicar crema protectora solar cuando estamos en la playa, podría tener graves consecuencias para la vida marina. Así lo recoge una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha analizado el efecto de los protectores solares sobre el medio una vez liberados al mar. El estudio, publicado en la revista Environmental Science and Technology, recoge la potencialidad tóxica de estos productos para la vida marina.
Las conclusiones de este informe adquieren otra dimensión si tenemos en cuenta que Europa ocupa el primer puesto como destino turístico mundial, y las costas del Mediterráneo se sitúan a la cabeza de las preferencias turísticas. A todo ello hay que añadir el ritmo imparable del sector turístico español, ya que, como recuerda el CSIC, España marcó en 2013 un record histórico de viajeros extranjeros con 60,6 millones de turistas (un 5,6% más que en 2012), según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y este año se mantiene el mismo nivel.
Entonces, ¿de qué manera afecta al entorno la loción que nos aplicamos para protegernos del sol? “Las cremas solares son una solución eficiente ante los daños que provoca la radiación ultravioleta sobre la piel. Sin embargo, parte de estos cosméticos son liberados al mar durante el baño, reaccionan con la radiación ultravioleta de la luz solar y generan un fuerte agente oxidante, el peróxido de hidrógeno, que resulta dañino para las microalgas marinas”, explica el investigador del CSIC Antonio Tovar, del Instituto de Ciencias Marinas De Andalucía.
El estudio se ha llevado a cabo a través de experimentos en laboratorio y recogida deaguas de una playa mediterránea. “Tras los análisis químicos realizados, el consumo medio de cremas solares por bañista y los datos turísticos locales, se estima, de manera conservadora, que durante un día de verano en una playa de Mallorca se pueden verter al mar 4 kg de nanopartículas de dióxido de Titanio procedentes de los protectores”, señala David Sánchez, investigador del CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados. “Como apunta nuestro trabajo, la liberación de compuestos que se produce podría tener importantes consecuencias ecológicas en las zonas costeras”, añaden los científicos. El trabajo concluye que es necesario desarrollar “esfuerzos coordinados” entre la industria cosmética y los científicos para obtener un equilibrio que garantice salud y uso sostenible del medio ambiente.