miércoles, 8 de octubre de 2014

Cultivos de algas marinas, el futuro de la alimentación

Fuente: www.buendiario.com

 El océano es una fuente de alimentos que excede a los peces: una granja subacuática desarrolla el cultivo de algas, cuyo valor alimenticio es enorme y cuya versatilidad en la cocina excede por mucho al sushi.


buendiario granja marina vegetarianismo oceanico algas kelp bren smith comida futuro 2
Smith en su trabajo diario: cosechar algas

Bren Smith, un pescador comercial de la zona de Nueva York lo tiene claro: “Esta es una de las formas de producción alimenticia más nocivas y destructivas del planeta”, dice, desilusionado en relación a la pesca de bacalao y cangrejo, actividad que dejó en el pasado para dedicarse a cultivar una parte del estrecho de Long Island. Su pequeña granjita subacuática, afirma, no sólo salvará a los oceános sino que dará de comer al mundo, y de una forma saludable y amena.
Smith le cuestiona a la pesca comercial su modalidad de echar redes a las aguas y levantar por igual a depredadores, como el atún, y destrozando a su paso a otros peces y vegetales que no tienen demanda en los mercados. “Esta era de caza y recolección está llegando a su fin, nos guste o no; no sólo es finito el botín del mar, sino que ya no existe”, concluye. Ya no se pesca tanto como en los años noventa en esa zona, principalmente por el modo irresponsable en que se pescó durante años para satisfacer a los supermercados y tiendas. Pero Bren tiene otra cosa en mente.

“Los pescadores creen que estoy loco, cultivando vegetales marinos y algas, promoviendo el vegetarianismo oceánico les suena ridículo”, cuenta Smith, convencido de sus ideas. Su proyecto, dice, restaura al océano en vez de destruirlo; su granja marina hace crecer algas y mejillones sobre sogas suspendidas sobre jaulas puestas para atrapar ostras y almejas. La corriente fría del estrecho produce toneladas de alimento marino, que no para de reproducirse.
Smith lanzó su proyecto en Kickstarter, y fue un éxito, permitiéndole colocar diez líneas submarinas más, las cuales produce 26 toneladas de algas (o kelp) y 500.000 mejillones en cinco meses. No sólo eso: Smith postea el secreto de su éxito gratis online y sube recetas para hacer pastas, helados y cocktails a base de alga. Los restaurantes más lujosos de Nueva York, como Il Buco o Morimoto´s, ya tomaron nota.


“Me inspiró el fracaso. Los huracanes y el cambio climático me obligaron a adaptarme. Empecé a experimentar, a probar con otras cosechas como las algas, que crecen rápido después de un huracán. El camio climático nos obliga a repensar nuestro sistema alimenticio y nuestra economía”, concluye el creativo agricultor.
Ahora son cada vez más las personas que le consultan cómo aplicar su método en diferentes partes del mundo, y Smith se entusiasma con la posibilidad de que nazca una comunidad de cultivo marino. Combate con furor a la pesca industrial y a la destrucción de ecosistemas que implica, aunque extraña el ofico. “Extraño la aventura y la camaradería entre pescadores, pero ahora me dedico a una cacería menos mortal”, dice, entre risas.
Smith recomienda elegir bien qué especie cultivar, pero elogio del kelp sus usos múltiples: sirve como comida, como fertilizador, como biocombustible, en la industria farmacéutica en la cosmética. De hecho, Bren es parte de estudios tanto de la Universidad de Yale como de la de Connecticut, ampliando los estudios sobre el uso de las algas.

buendiario granja marina vegetarianismo oceanico algas kelp bren smith comida futuro 3
Exquisitos platos hechos con kelp

“Si se replicase mi modelo en todo el mundo, técnicamente se podría alimentar a toda la población. No todo el mundo se va a volver un vegetariano oceánico, pero hay que entender que nuestros océanos parecen prístinos y en realidad están muriendo. Necesitamos una estrategia nueva para salvar a los mares, no satisfacer las demandas del consumidor sino cambiarlas”.

Esperamos que su noble objetivo se cumpla, y que el futuro sea más verde en nuestras mesas.

http://www.thimbleislandoysters.com/


 

sábado, 4 de octubre de 2014

"El Gobierno abre la veda para saquear el suelo y la costa Cantábrica no se libra"


La organización ecologista advierte al Ministerio de Industria que les tendrán en frente si conceden los permisos a las dos empresas que han solicitado sondeos para buscar hidrocarburos en los fondos marino del Cantábrico.
Los zonas requeridas para las investigaciones son cinco y están situadas en aguas profundas del Golfo de Bizkaia, a unos 100 kilómetros en línea recta de la costa vasca.
Los activistas de Greenpeace no se han sorprendido con la noticia sobre los permisos solicitados por dos empresas Shell y Capricorn Spain Limited para buscar hidrocarburos en el mar Cantábrico. Consideran que el Gobierno de Mariano Rajoy "ha abierto la veda para saquear el suelo" de todo el territorio del estado y así lo demuestran, a su juicio, estas dos últimas solicitudes presentadas al Ministerio de Industria. "Se suman a la larga lista existente. Nuestro suelo está a la venta al mejor postor y la costa cantábrica no se libra. Se ponen de rodillas ante las multinacionales a cualquier precio. Ahora le toca a Euskadi con el fracking y estas nuevas peticiones de prospecciones frente a sus costas", afirma Julio Barea, geólogo y portavoz sobre energía de la organización ecologista."Saquen lo que saquen , un litro de petróleo o un metro cúbico de gas, no se va a a quedar aquí. Lo venderán al mercado internacional. Luego de independencia energética, nada", advierte Barea.
El movimiento ecologista advierte al Ministerio de Industria que les tendrán en frente si autoriza los permisos a las dos empresas solicitantes. Los permisos son para investigar en cinco zonas concretas conocidas como Mesana y numeradas del uno al cinco, según recoge el BOE. Están localizadas en el Golfo de Bizkaia, a unos 100 kilómetros en línea recta de la costa vasca. eldiarionorte.es se ha puesto en contacto con el Ministerio de Industria para ampliar datos sobre estas solicitudes pero al cierre de esta información no ha llegado respuesta alguna.

Yacimientos que antes no eran rentables

La Ley de Hidrocarburos establece que es la Administración General del Estado la que tiene potestad para otorgar los permisos de investigación de hidrocarburos en las zonas del subsuelo marino. Como parte del procedimiento de solicitud de los permisos, Industria ha publicado en el BOE una resolución en la que se detallan las coordenadas geodésicas en las que se encuentran las distintas áreas susceptibles de exploración. A partir de mañana, se abre un plazo de dos meses para que puedan presentarse ofertas en competencia o que aquellos que se consideren perjudicados en su derecho formulen su oposición. "El proceso el muy largo. Hablamos de tres o cuatro años. Este es solo uno de los pasos previos. Si se llegará a autorizar, las empresas deben presentar una declaración de impacto ambiental que después ha de estudiarse. Lleva mucho tiempo", aclara Barea, que cree que estas compañía actuaran sobre yacimientos que ya tiene estudiados. "Antes no les resultaba rentable esa explotación, pero ahora, con los altos precios del petróleo les merecerá la inversión".
Desde Greenpeace insisten en la necesidad de apostar por otro tipo de energías frente a los combustibles fósiles. "Esto es un pozo sin fondo y además vamos en contra de la línea marcada en Europa, buscando como locos hidrocarburos mientras la apuesta es por fomentar las renovables. Hace dos años eramos líderes mundiales en renovables. Todo eso se ha liquidado de un plumazo por el Gobierno del PP y ahora vamos en dirección contraria". Recuerdan además los muchos daños causados al medio ambiente por las prospecciones petrolíferas. Accidentes, vertidos y derrames contaminantes que han degradado aún más los ecosistemas y la biodiversidad del mar.

Fuente: www.eldiario.es