domingo, 19 de abril de 2015

Merluza europea común

merluza resum
Biología y hábitat: La merluza (Merluccius merluccius) o merluza europea común (denominada pescadilla o carioca en estado juvenil), es un pez de cuerpo alargado y delgado, de color gris pardo en el dorso, plateado claro en los laterales y blanco en el vientre. Su cabeza es aguda y alargada, y posee una boca grande con fuertes dientes. Puede llegar a vivir 20 años de edad y medir 150 cm de longitud, aunque raramente supera los 90 cm.
Habita normalmente en profundidades en torno los 200 metros, en verano se acerca a la costa y en invierno en aguas más profundas y frías. Su alimentación está formada básicamente de peces más pequeños, crustáceos y calamares.
La relación de la talla/edad de primera madurez es variable en función de la zona. En las poblaciones del Atlántico las hembras son maduras cerca de los 57 cm (unos 7 años de edad) y los machos cerca de los 40 cm (unos 5 años), mientras que en el Mediterráneo las hembras son maduras cerca de los 38 cm y los machos cuando alcanzan los 27 cm. La época de reproducción también es variable, pero mayoritariamente tiene lugar de febrero a julio.
Distribución: Se distribuye por el Mediterráneo y en el Atlántico oriental, desde Islandia, Noruega, llegando ocasionalmente hasta Mauritania.
Pesca: Su captura se realiza mayoritariamente con arrastre y palangre de fondo. No obstante, también se utilizan redes de enmalle caladas sobre el fondo, cerco danés o líneas de mano. De hecho, la merluza europea es tanto especie objetivo de algunas pesquerías, como importante componente de la captura accesoria de otras pesquerías.
Para regular su pesca, además de una talla mínima, en algunos lugares su captura está sujeta a planes de regulación y a otras medidas de gestión.
Comercialización: Se comercializa fresca y congelada (entera, con o sin cabeza, en filetes, rodajas, trozos y bloques), aunque se puede encontrar también ahumada, en platos precocinados (croquetas, palitos, pavía, bocaditos, etc.), salada y seca. Los ejemplares de menor tamaño a los 2 kg, suelen comercializarse en fresco y enteros.
En este punto cabe mencionar que la merluza recibe diferentes nombres en función a su tamaño. En general, mientras que a los ejemplares más grandes se comercializan bajo el nombre de merluzas, a los de tamaño medio se les denomina pescadilla o pescada y a los más pequeños carioca, pijota o pitillo, siendo todos ellos subadultos o inmaduros de merluza.

jueves, 16 de abril de 2015

CONTAMINANTES EN PESCADOS Y MARISCOS

Las autoridades sanitarias aconsejan ingestas mínimas de pescado por razones de nutrición. Sin embargo, las recomendaciones de ingestas máximas por razones de toxicidad son todavía muy tímidas, y aunque no es la intención alarmar, debido a los contaminantes que pueden acumularse en algunas de las especies más populares, es importante que como consumidores estemos informados.

¡El pánico no es ninguna receta, pero debemos estar informados!

Muchos de los contaminantes que genera la actividad industrial humana acaban en el mar, ya sea por el aire, por las aguas que desembocan en él o por vertidos desde los barcos. Los más abundantes son las dioxinas, los PCBs y los metales pesados como el mercurio, arsénico, plomo y cadmio. Cuando los animales los ingieren, quedan fijados en su cuerpo (las dioxinas y PCBs en su grasa). Los organismos de la cadena trófica que sólo comen plancton ingieren los tóxicos que hay en el agua, los que se comen a estos peces o crustáceos, ingieren los del agua más los acumulados en sus presas, y así sucesivamente hasta llegar hasta nuestro organismo a través de la alimentación.
Cabe destacar que, más que los efectos agudos derivados de la presencia de estos compuestos en nuestros alimentos, la principal preocupación para la salud pública se centra en la exposición crónica a pequeñas cantidades. Esta exposición crónica está relacionada con el deterioro del sistema inmune, el sistema nervioso en desarrollo, el sistema endocrino y las funciones reproductivas.
Es importante además señalar que, debido a la alimentación y al poco movimiento que realizan, los peces de piscifactoría suelen tener más grasa, por lo que pueden acumular más tóxicos que los salvajes, pero además contienen antibióticos y otro tipo de compuestos derivados de su cultivo que no están presentes en los peces salvajes.
Por todo esto, y en base a un estudio realizado por la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA), en la Guía se destacan algunos de los contaminantes más relevantes presentes en algunas de las especies más consumidas.
En la siguiente tabla se muestra a título indicativo algunos de los peces y mariscos con mayor presencia de un determinado tóxico: Rojo (valores elevados o muy elevados); Amarillo(intermedios); Verde (bajos o muy bajos).
Contaminacion2

viernes, 10 de abril de 2015

SOBREPESCA

Portugal prohíbe la pesca de arrastre

La superficie cerrada a las artes de pesca destructivas en aguas profundas cuadriplica el tamaño de la Península Ibérica
Portugal prohíbe la pesca de arrastre
Zona en la que se prohíben las artes de pesca destructivas de fondo ©Oceana
El Gobierno portugués ha prohibido por decreto todas las artes de pesca de fondo -excepto el palangre, autorizado bajo determinadas condiciones- en una superficie de 2.280.000 km2, con el fin depromover la pesca sostenible y la preservación de los ecosistemas marinos profundos. Oceana aplaude esta nueva normativa, que incluye la pesca de arrastre, y pide que se extienda a toda la flota pesquera de la Unión Europea e internacional.

"Portugal ha dado un paso significativo para garantizar que su flota realiza una explotación responsable de los ecosistemas de fondo. Esperamos que esta medida, que afecta a un territorio que abarca casi 4 veces el tamaño de la Península Ibérica, sea secundada por el resto de países con interés pesquero en esta área", declara Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. "Además, es necesario que Portugal prohíba el arrastre de fondo y otras artes destructivas en las aguas donde se emplean más, y que emprenda otras medidas de conservación marina".

Por otra parte, con este decreto también se pretende contribuir al registro de información sobre los ecosistemas marinos vulnerables (EMV), ya que establece la recogida obligatoria de una muestra de corales y esponjas, en caso de captura accidental. Estos ecosistemas han sido identificados como singulares y frágiles reservorios de biodiversidad, claves para el refugio, reproducción y alimentación de muchos otros organismos. Aunque algunos alcanzan más de cien años, su crecimiento es extremadamente lento, lo que les hace muy sensibles a los impactos de la pesca y en particular el arrastre.  

"La iniciativa de Portugal permitirá proteger valiosos EMV del Atlántico Nordeste, como los formados por arrecifes de coral y agregaciones de esponjas", añade Ricardo Aguilar, director de Investigación de Oceana en Europa. "Asimismo, aumentará la información existente sobre ellos, que actualmente es muy limitada y dificulta gestionarlos de manera eficaz". 

El decreto aprobado será presentado en la próxima reunión de la Comisión de OSPAR, la cual tendrá lugar durante la última semana de junio en Cascais (Portugal). Oceana acudirá a este encuentro a título de observador y como parte del proceso de seguimiento de las recomendaciones de gestión que la organización ha redactado para este convenio sobre ecosistemas vulnerables, tales como "montañas submarinas", "fondos de maërl" y la fanerógamaCymodocea nodosa.