POR LA RECUPERACIÓN DE LOS CALADEROS: HACIA UNA PESCA SOSTENIBLE

La pesca ha sido desde la antigüedad una fuente importante de alimentos, de empleo y beneficios económicos de manera directa e indirecta para quienes se dedican a esta actividad. Sin embargo con el aumento de los conocimientos se ha constatado que aunque es un recurso renovable, no es infinito y es necesaria una gestión responsable y sostenible para poder mantener el bienestar alimentario, económico y social de una comunidad.

Hoy el medio marino, sufre una situación preocupante debido a factores como la contaminación, la sobreexplotación pesquera y el cambio climático, pero sobre todo por la gran actividad pesquera que está originando el colapso de muchas pesquerías y es una
amenaza para muchas especies poniendo en grave riesgo el futuro de los Océanos.

La degradación de los ecosistemas marinos es ya una realidad. Muchas de las poblaciones de peces han sido objeto de una pesca excesiva: el 88% de las poblaciones de las aguas comunitarias se están explotando por encima de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS), el 48% de las poblaciones en el Atlántico Norte están sobreexplotados y el 30% de ellos se sitúan por debajo de los límites biológicos de seguridad.

El Golfo de Bizkaia y la costa vasca no están a salvo de esta situación. En la última década, especies como la Antxoa, Merluza, Rape, etc., en situación crítica, están teniendo problemas para recuperarse y otras especies como el Besugo, Palometa etc., han desaparecido de nuestros caladeros.

Durante décadas, la actividad extractiva y toda la industria que ésta ha generado y han sido de vital importancia para la economía de Euskal Herria, hoy se está desmoronando. Decenas de barcos de distinta modalidad, la industria derivada de ella, y los arrantzales están desembarcando en nuestros puertos y no hay relevo generacional.

La Unión Europea (UE) y distintos colectivos de la Comunidad internacional son conscientes de esta situación y preocupados por las graves consecuencias de cara al futuro, el Parlamento Europeo acaba de aprobar una nueva Política Pesquera Común basada en una gestión de los recursos con criterios ambientales, sostenibles y sociales, en la cual el Rendimiento Máximo Sostenible ( RMS), la eliminación de los descartes y la pesca con artes selectivos serán incuestionables, dando prioridad a la extracción de los recursos mediante métodos artesanales que a su vez son respetuosas con el medio. La nueva Política Pesquera Común aunque no tan ambiciosa como la situación lo requiere, “navegará” en los próximos 10 años en los caladeros de los países de la UE.

El Golfo de Bizkaia y la plataforma continental de la costa vasca, zonas de pesca de la mayoría de los arrantzales vascos durante siglos, tienen que ser también protegidos por su gran biodiversidad, y por ser zona de reclutamiento, puesta y hábitat de muchas especies vitales en nuestra pesquería. La Fosa de Capbreton, por ejemplo con sus cantiles Norte y Sur, es fuente de vida dando origen a decenas de caladeros como, Ixkote, Erreka, Gaztelu, Garro, Plaiasun, Xantamo, Apo ….


Ante esto los arrantzales de las embarcaciones del censo de Artes Menores de los puertos de Gipuzkoa y Bizkaia, embarcados y dedicados a la extracción de especies por medio de Nasas, Palangre, Piedra –Bola, Pintxo, Mallabakarras, Currican, Linea de mano, Trasmallos…..reclamamos lo siguiente:

1º. La regulación y ordenación de la franja costera comprendida entre el límite de aguas territoriales con el estado Francés y Cantabria. Control de la contaminación, infraestructuras, dragados, zonas de cultivo y el cumplimiento de las normas para el buen funcionamiento de las embarcaciones con distintas artes en las aguas interiores.

2º. Prohibición de la utilización del arte de cerco en aguas interiores. Regulación de la captura para el cebo vivo.

3º- Revisión y actualización del Reglamento de Pesca Marítima Recreativa y estricto control para erradicar el intrusismo y la competencia que ésta genera.

4º- Facilidades en la comercialización de las especies capturadas por métodos artesanales para su mayor rentabilidad, e identificación de estas especies en el etiquetado y su diferenciación para la comercialización.

5º- Realizar gestiones con el Gobierno de Madrid para ser competente a la hora de aplicar políticas de pesca en las 12 millas de aguas territoriales, para la prohibición de artes depredadoras como el arrastre de fondo, arrastre pelágico y la regulación del cerco.

6º- Que la definición de flota artesanal, sea considerada en base a la captura de especies en embarcaciones encuadradas en el censo de Artes Menores, aunque éstas tengan más de 12 metros. Y dada su sostenibilidad ambiental y social, debe tener un acceso preferencial a los recursos pesqueros.

7º- Realizar evaluación científica de las responsabilidades que ha tenido la actividad pesquera del arte de arrastre en la pérdida de la biodiversidad en esta zona y de las alternativas propuestas para saber si éstas posibilitarían la regeneración de los caladeros tradicionales para un futuro más sostenible dentro de la plataforma continental.

Consideramos éstas opciones como únicas alternativas de futuro que garantizaran la pervivencia del sector pesquero y el relevo generacional en EH, la conservación de la biodiversidad marina, y el patrimonio natural del mar, así como los recursos que de estos caladeros se extraen.

Instamos al conjunto de las Administraciones e Instituciones competentes como Kofradías, Ayuntamientos, Diputaciones y Jaurlaritza, a que pongan en marcha éste proyecto para que se convierta en realidad en breve plazo y hacemos un llamamiento a la sociedad vasca y sectores interesados para que se involucren en esta propuesta, apoyando ésta iniciativa y las demás medidas de acompañamiento que se deriven de ella.


ONDARROA 12 MILIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario